La atención especializada como garantía de calidad de vida

En el Día Mundial del Autismo se reivindica su consideración como discapacidad específica para garantizar los derechos de los afectados

La atención especializada, la inserción laboral, la gestión del envejecimiento y el mantenimiento de los servicios, principales preocupaciones en Autismo Burgos

El azul inundará el Arco de Santa María(Burgos), la Iglesia de Santa María (Aranda) y el Torreón (Medina) a partir de las 21:00

La atención especializada como garantía de calidad de vida Una niña en clase. PCR

Una atención especializada, acorde a las necesidades específicas de las personas con autismo, que garantice la protección de sus derechos, mejore su calidad de vida y reduzca los costes sociales derivados, vuelve a ser la principal reivindicación que Autismo Burgos realiza en el día mundial de este trastorno. El número de afectados ha crecido en los últimos siete años en un 300% en Castilla y León y, aún así, las personas con autismo siguen siendo invisibles para la mayor parte de la sociedad. La razón: son diferentes; tienen modos de ver el mundo, aprender y comunicarse diferentes, lo que no siempre es fácil de comprender. Se ha avanzado mucho en este campo, sobre todo en ámbito escolar y sanitario.

“Las personas con autismo precisan de atención especializada para garantizar sus derechos”

Javier Arnáiz, técnico de Autismo Burgos, insiste en la necesidad de que se reconozca el autismo como una discapacidad específica, que requiere de una intervención muy especializada. A nivel de diagnóstico y de atención sanitaria ya se ha conseguido, ahora falta que llegue a los servicios sociales. En este ámbito, la estrategia pasa por atender a todas las personas por igual, con independencia de la discapacidad que presenten, por lo que, como “nadie es experto en todo”, mucha de la atención especializada no se recibe. En el caso del autismo, esa carencia la cubren  asociaciones de padres como Autismo Burgos.

Esa atención especializada mejora la calidad de vida de las personas con autismo, al mismo tiempo que reduce en un 30%  los costes sociales derivados de esta atención cuando la intervención se ha realizado a edades tempranas. Por ese motivo, la petición que se realiza a la Junta de Castilla y León es la creación de una cartera de servicios, que permita el desarrollo de la Ley de Servicios Sociales. Es decir, que la sensibilizada política que demuestran las autoridades en nuestra comunidad se traduzca en un sistema de atención acorde con las necesidades del Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Empleo y envejecimiento

Niño en taller de informática. PCR

Niño en taller de informática. PCR

Al mismo tiempo que se hace esta reivindicación, en Autismo Burgos se enfrentan a otros retos en su día a día con las personas afectadas por TEA. La inserción laboral es uno de los grandes obstáculos a los que tienen que enfrentarse. Según explica Javier Arnáiz, aun presentando un nivel intelectual alto o normal, las habilidades sociales y laborales de estas personas están condicionadas, lo que hace más difícil que encuentren un puesto de trabajo. Y un empleo es mucho  más que eso, es una oportunidad para desarrollarse individualmente y participar de la sociedad.

Preocupados están también en Autismo Burgos por poder y saber atender todas las necesidades de sus usuarios. Por un lado, trabajan para consolidar los servicios ya existentes, como las plazas en las escuelas concertadas para niños o el apoyo a los que van a  centros ordinarios. Por otro, responder ante la nueva realidad que les presenta el envejecimiento de personas con autismo, cuyos primeros casos están recibiendo ahora. La oferta de servicios que realizan desde la asociación es enorme, dado que se busca atender a todas las personas con TEA desde el mismo momento en el que se detecta o se sospecha de su existencia.

Autismo Burgos busca que “todas las personas con autismo puedan recibir atención con independencia del nivel económico de los padres”

En estos momentos, explica Javier Arnáiz, “es muy raro el niño que no está diagnosticado con 3 años”, gracias a la colaboración que mantienen con el Hospital de Burgos y los servicios sociales. Este es el primer paso en la atención especializada de Autismo Burgos. El segundo corresponde al Servicio de Apoyo Ambulatorio, destinado a los niños con autismo que van a centros ordinarios, frente a los casos más complicados, que son derivados a un centro especializado. Aun así, Arnáiz remarca que hay casi el doble de niños escolarizados en un centro ordinario de los que se atienen en el especial.

Los jóvenes con autismo que presentan además una discapacidad intelectual grave son atendidos en el centro de día y las dos viviendas, una destinada a personas que no tienen familiares directos o requieren de un contacto más habitual con los trabajadores de la asociación, y otra vinculada a los programas de respiro familiar y apoyo puntal. Asimismo, Autismo Burgos dispone de un servicio para personas con autismo pero sin discapacidad intelectual, en el que la atención se presta desde los 2 años y a lo largo de toda la vida adulta del usuario. Se les enseña a relacionarse con los demás y respetar a otras personas, a organizarse en su día a día o a buscar trabajo. Este último caso es el que más se ha incrementado en los últimos años.

Azul Autismo

El Arco de Santa María en Burgos, la Iglesia de Santa María en Aranda de Duero y el Torreón en Medina de Pomar se vestirán de azul estar tarde-noche, a partir de las 21:00, para la conmemoración del Día Mundial del Autismo. Es el acto central de una celebración que, además de ser reivindicativa, buscar agradecer a la sociedad burgalesa el apoyo y la colaboración que prestan a Autismo Burgos. Tras el encendido de la iluminación, se hará una suelta de globos y la presidenta de Autismo Burgos, Simona Palacios, leerá el manifiesto. El acto finalizará con la actuación de la compañía BurgosSalsón deleitará a los presentes con un espectáculo de baile.

Javier Arnáiz, técnico de la asociación, insiste en recordar que los servicios que presta Autismo Burgos van destinados a todas las personas que presentan este trastorno, “con independencia del nivel económico de sus padres”. Esto se consigue gracias a los conciertos para la prestación de la mayor parte de los servicios (colegios, centros de día…), aunque reconoce que algunos cuentan con menos financiación, lo que obliga a buscar recursos alternativos en fundaciones, instituciones europeas…