Procedimiento judicial ante una negligencia en el trabajo

Información relevante sobre el proceso legal y las consecuencias que se producen ante un incidente dentro del horario laboral

Procedimiento judicial ante una negligencia en el trabajo

Las negligencias laborales deben de ser denunciadas por la vía legal de forma que se compense a los trabajadores o clientes en cuestión que hayan sido afectados por dicha situación, más aún si la integridad física de los mismos se ha visto afectada o comprometida en algún momento.

Eso sí, a partir de hacerse efectiva dicha denuncia tardará un tiempo en que se conozca el desenlace y esclarecimiento de los acontecimientos, ya que a partir de ese momento comenzará un proceso judicial en el cual intervendrán todas las partes afectadas, tanto la defensa como la acusación, y por ende deberá de darle tiempo tanto a los testigos para declarar, como a los abogados para preparar la acusación y la defensa, y a los peritos certificados (en caso de ser necesaria su participación) de poder analizar la situación y buscar pruebas al respecto.

Normalmente, y si las evidencias son claras, la empresa deberá prepararse para lo que se avecine, ya que estos temas relacionados con la seguridad laboral están muy protegidos por la ley, así que si encima de haberse producido una falla tan grave en horario laboral se producirán consecuencias evidentes, no hace falta estudiar Master derecho laboral para ello. Más aún si el suceso ha sido debido a un error en el sistema de seguridad proporcionado por la misma.

Acusación y defensa lucharán por esclarecer los hechos ante el juez

En ese caso, la empresa no solo deberá de pagar a los afectados: también se le abrirá un expediente y se la multará por ello, y la cantidad no será pequeña precisamente. Por lo que es muy probable que el departamento de finanzas deba realizar recortes, y de ser necesario, además deban pedir préstamos urgentes de forma que puedan hacer frente al pago o de lo contrario declararse como insolventes, aunque ello acabaría por condenar más aún si cabe su gestión empresarial después de un incidente de éstas características.

La financiación y otras vías para la inyección de capital serán complicadas, ya que ante un incidente laboral de esta magnitud la prensa se suele volcar en contra de la marca, haciendo que su mala imagen cause rechazo en todos aquellos interesados: desde entidades financieras hasta personas fiscales, por lo que deberá actuar pronto y minimizar los daños o de lo contrario se enfrentará a un grave problema.

Para certificar que el trabajador o trabajadores realmente estaban en nómina de dicha empresa se requerirán papeles legales e información de todo tipo: pedir vida laboral, etc. Y que por supuesto todo sea absolutamente demostrable, o de lo contrario el peso de la ley se cernirá sobre ellos, y no sobre la empresa: cambiándose rápidamente los papeles en un juicio que quizá pudiera ser iniciado por un falso testimonio.