El Cabildo Catedralicio reitera que las obras del trasaltar comenzarán en 2017

Pablo González asegura que se está trabajando en la creación de la comisión mixta que supervisará las obras

La intervención tendrá un presupuesto de 1,2 millones de euros repartido en tres anualidades

El proyecto de restauración de los relieves del trasaltar de la Catedral de Burgos ya está elaborado, con un presupuesto cifrado y comprometido para los próximos tres años. Además, la Junta de Castilla y León y el Cabildo Catedralicio trabajan en la conformación de la comisión mixta que supervisará los trabajos. Ahora solo queda que se firme el convenio de financiación y empiecen las obras. Y esto último ocurrirá con toda certeza en 2017, ha afirmado esta mañana el presidente del Cabildo, Pablo González.

La intervención para salvar los relieves de Vigarny, del siglo XV, avanza lenta pero segura. Hace un par de meses, en su entrevista concedida a BurgosConecta, González afirmó que el convenio entre Patrimonio y el Cabildo estaba a punto de firmarse. Se confiaba en realizar la rúbrica antes de finales de año, con el objetivo de poner en marcha toda la tramitación administrativa para que las obras se iniciasen a principios de 2017. El proyecto aún no ha avanzado hasta ese extremo pero lo que parece seguro que las obras comenzarán el próximo año.

Se actuará en cuatro de los cinco relieves, afectados por el mal de la piedra

Las observaciones técnicas planteadas por el Cabildo en relación a la propuesta de Patrimonio ya se resolvieron, así que el proyecto de actuación definitivo estaría elaborado. El objetivo es ponerle freno al deterioro que sufren los relieves, por acción de las aguas subterráneas que llegan de la ladera del Castillo, y realizar una intervención de consolidación y estabilización. Se empezaría por los relieves más dañados, la Crucifixión y la Restauración, actuándose en cuatro de los cinco que componen la girola.

Por lo que se ha sabido del proyecto, no se pretende realizar una restauración propiamente dicha puesto que no se dispone de información suficiente para conocer cuál era el diseño original. En total, la obra tendría un presupuesto de 1,2 millones de euros, a financiar a partes iguales por Cabildo y Junta durante los años 2017, 2018 y 2019, ha explicado González. Todos estos puntos se incluirán en el convenio a suscribir, junto con la creación de esa comisión mixta de seguimiento de las obras, que está ya en proceso.