‘La Estación’ abre sus puertas con el objetivo de convertirse en referencia de ocio

Tras muchos meses de trabajo, se inaugura ‘La Estación, un espacio multidisciplinar dedicado al ocio juvenil e infantil centrado en la creación y las nuevas tecnologías

La apertura llega justo un día antes de que expirara el plazo para justificar la subvención de 500.000 euros concedida en su día por la Unión Europea

‘La Estación’ abre sus puertas con el objetivo de convertirse en referencia de ocio La Estación cuenta con espacios para todos os gustos. GIT

“Bien está lo que bien acaba”. Así al menos lo asegura el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, que hoy ha hecho las veces de maestro de ceremonias en la inauguración de ‘La Estación’, un complejo socio-cultural levantado en la antigua estación de trenes que aspira a que su nombre sea lo único poco original de todo él. Y es que, ‘La Estación’ ha nacido a trompicones, pero con las perspectivas muy elevadas, apostando por la creación y las nuevas tecnologías.

El proyecto ha tenido que superar innumerables problemas y polémicas

En este sentido, Lacalle ha querido hacer borrón y cuenta nueva. Y es que, el proceso de construcción de ‘La Estación’ ha sido tortuoso y ha estado plagado de problemas y polémicas, que empezaron durante el desarrollo de las obras y que han continuado hasta prácticamente anteayer con la elección del contenido. De hecho, son muchos los que han llegado a sugerir que el proyecto estaba “gafado”, pero “lo importante”, ha subrayado el alcalde, es que “se han ido solventando todos los problemas” y la instalación ya está disponible “para el disfrute de todos los burgaleses”.

Y, quizá, lo más importante: ha llegado a tiempo -justo- para no perder los casi 500.000 euros de subvención concedida en su día por la Unión Europea. Una subvención que debía justificarse antes de que finalizara marzo y que según Lacalle ya no corre peligro.

Sea como fuere, ‘La Estación’ ya es una realidad. Se trata de una infraestructura en la que se han invertido alrededor de 2,5 millones de euros y que ha sufrido una profunda transformación, tanto en el interior como en el exterior. Allí se han ganado espacios peatonales y ajardinados, mientras se mantenía la estética de la fachada del histórico inmueble. Mucho más radical ha sido la intervención en el interior, que se ha reordenado con entreplantas, accesos y salas destinadas a diferentes usos.

Planteamiento temporal

De momento, las instalaciones están ocupadas por salas destinadas a la construcción de muebles, creación en 3D, videojuegos, música y robótica, al margen de sendos espacios expositivos. De hecho, durante estas primeras jornadas, que serán de puertas abiertas, se podrá visitar una exposición fotográfica sobre la historia de la estación de ferrocarriles.

Sin embargo, no será hasta después de verano cuando la instalación coja “velocidad de crucero”. Con la llegada del nuevo curso está previsto el inicio de la actividad más permanente, la cual estará enfocada a dos ámbitos concretos: el ocio juvenil y la creación a través de nuevas tecnologías. Asimismo, para esa fecha se confía en tener ya operativo la cafetería-restaurante con la que contará la instalación, cuyo contrato de concesión se prevé sacar a concurso antes de que acabe abril.

Fotografías realizadas por Gabriel de la Iglesia