17.500 euros por liquidar el contrato con los arquitectos que diseñaron el polémico Centro Cidiano

El nuevo centro turístico se levantará frente a la Catedral/GIT
El nuevo centro turístico se levantará frente a la Catedral / GIT

El Ayuntamiento de Burgos rescinde unilateralmente el contrato suscrito tras el concurso de ideas ante la imposibilidad de ejecutar el proyecto

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Mientras se espera la presentación del nuevo proyecto para convertir el Asador de Aranda en un Centro Cidiano, con una intervención mucho más modesta y «neutra», el Ayuntamiento de Burgos procede a rescindir el contrato suscrito con el estudio de arquitectura ganador del concurso de ideas a través del cual se escogió el anterior (y polémico) diseño.

Tal como se desveló ayer en el Pleno municipal, a preguntas de Antonio Fernández Santos y Raúl Salinero, al Consistorio no le ha quedado otra que rescindir unilateralmente el contrato de redacción del proyecto básico y de ejecución, más contenido museográfico. Sin embargo, Salinero ha matizado que no se trata de una rescisión unilateral, sino de una rescisión por imposibilidad técnica.

La Comisión de Patrimonio de Castilla y León, tras meses de bailes, informó el pasado marzo de forma desfavorable el estudio de detalle elaborado, pues ni siquiera se llegó a contar con un proyecto definitivo sobre la intervención a realizar. La ordenación de volúmenes desveló la intención de levantar una planta extra en el actual edificio, de cristal, que hubiera eliminado el actual mirador de la calle Fernán González.

Información relacionada

A las críticas de los vecinos, se sumó la oposición de ICOMOS, el órgano asesor de la UNESCO, y finalmente Patrimonio informó desfavorablemente el documento, por su impacto sobre dos bienes Patrimonio de la Humanidad: la Catedral y el Camino de Santiago. Así las cosas, ha tocado rescindir el contrato y abonar a los arquitectos 17.500 euros por el trabajo realizado (si no lo recurren los arquitectos, ha matizado el concejal Antonio Fernández).

Una cantidad que «deberían pagarla ustedes», han asegurado Salinero y Fernández Santos en referencia al Partido Popular, pues el proyecto fue defendido por el Equipo de Gobierno hasta sus últimas consecuencias. «Por emperrarse en hacer un edificio que era un atentando a la Catedral y al Camino de Santiago», ha asegurado el socialista. Ahora, se espera que en octubre se presente el nuevo proyecto, pues el Asador de Aranda se convertirá, sí o sí, en un Centro Cidiando.

El proyecto, en este caso, estará financiado por la Fundación Caja de Burgos, que ha aportado 20.000 euros para este fin, y se trata de un diseño más «neutro» y menos «invasivo». Se acondionará el inmueble, que ya no se puede recuperar para uso hostelero, y se creará allí un nuevo recurso turístico que, en palabras del alcalde, Javier Lacalle, es muy demandado, pues al visitante le interesa conocer la historia del Cid Campeador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos