«A los abogados de oficio se nos exige mucha responsabilidad pero llevamos desde julio sin cobrar»

Guillermo Plaza/Gabriel de la Iglesia
Guillermo Plaza / Gabriel de la Iglesia

El nuevo Decano del Colegio de Abogados de Burgos, Guillermo Plaza, explica cuáles son las líneas de trabajo que ya ha comenzado a desarrollar desde que llegó al cargo

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Guillermo Plaza tomó posesión como Decano del Colegio de Abogados de Burgos hace apenas dos meses. A pesar del breve periodo de tiempo, asegura que ha sido «intenso». Son muchos los cambios que ha puesto en funcionamiento, pero son otros tantos los que aún tiene en mente para mejorar la comunicación y agilizar el tráfico de información entre los diferentes grupos de trabajadores dedicados a la Justicia.

¿Puede hacer un balance de los primeros meses en el cargo?

Llevamos casi dos meses y han sido muy intensos, estamos trabajando a un ritmo importante, estamos poniendo las semillas para que todo empiece a funcionar. Pero somos un equipo con muchas ganas, tanto los que entran como los que están. Hay que adaptarse a lo que viene con la mayor rapidez posible.

Hemos empezado con la Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia (CRAJ) para, por ejemplo, conseguir tener el acceso al expediente digital, lo que facilitaría mucho el trabajo entre abogados. También una Comisión territorial para controlar los problemas de los partidos judiciales. Un reporte de información inmediato es lo que nos va a facilitar. Dentro de Tesorería se han dividido los trabajos. Además, también se crea una Comisión de Salud e Inteligencia Emocional. A través de ese grupo se realizarían excursiones o deporte. Y por último, una Hermandad de veteranos, gente que se acerca a la edad de jubilación y quiere mantener los lazos con los colegiados y los compañeros. Así, se conseguiría buscar sinergias con otros colegios, ayudar a los más jóvenes. El objetivo común de todas ellas es que el Colegio tenga un significado, que todos se sientan miembros de él, que se generen muchos grupos de personas que se ayuden entre ellos y que el Colegio sea un verdadero lobby para que ante un problema real vayamos todos a una.

¿Qué prioridades se han marcado desde la Junta?

«Uno de los objetivos más importantes es luchar por conseguir otro Juzgado de Familia»

Uno de los objetivos más importantes es luchar por conseguir otro Juzgado de Familia y un equipo psicosocial más. La situación es lamentable. Tenemos un juez desbordado con una jueza de apoyo que va estar unos dos meses más. Estamos tardando en medidas provisionales hasta seis meses, con lo cual se dan situaciones familiares muy graves. Un segundo problema es que solo existe un equipo psicosocial en Burgos y también está saturado. Es una prueba que se demanda cada vez más por lo que los informes se pueden llegar a retrasar hasta diez meses y un proceso de divorcio se puede ir hasta a dos años. Esto genera conflicto. Lo ideal sería una resolución previa en 15 días o fomentar resoluciones alternativas. La mediación e incluso el arbitraje como arma de resolución de problemas y de este modo descargar a los juzgados. Esta sería una primera medida pero me gustaría tener uno o dos equipos psicosociales más que funcionasen bien, al igual que un Juzgado Mercantil potente y ágil.

¿Qué más retos se ha planteado?

Abrir el Colegio, necesitamos mayor participación, es uno de los mayores lobbies de Burgos con 1.000 abogados. Tenemos que creer que somos eso para buscar diferentes objetivos a nivel comercial y para conseguir convenios con las instituciones.

¿Qué tipo de convenios?

Un convenio integral con diferentes servicios sociales mediante el Ayuntamiento. El plan es hablar con los colegios de psicólogos y trabajadores sociales. El objetivo es buscar una unidad para hacer un proyecto fuerte de atención desde la parte jurídica-psicológica de dependencias de juegos alcohol o drogas-. Automáticamente al detectarse un caso de este tipo se le puede poner en contacto con psicólogos o psiquiatras. Muchas veces se disgregan las subvenciones para estas acciones y no se da una garantía de que los abogados que subcontratan estén formados específicamente en la materia o no tienen un sueldo digno. Queremos que el Ayuntamiento nos apoye de una forma potente con el fin de que nosotros seamos los abogados especializados en cada materia. Así, podríamos fomentar la formación en los colegios o en los colectivos para ver cuáles son los parámetros de detección de diversos comportamientos, con una formación global.

¿Cuál es la situación de los abogados del turno de oficio?

«Estamos barajando la huelga»

España es el país con mejor valoración en este sentido, pero a nivel de repercusión social no se conoce la función que hace. En Burgos somos 400 abogados de oficio y hacemos una función social importantísima. Se está castigando muchísimo el turno de oficio y es vocacional, se nos exige mucha responsabilidad y llevamos sin cobrar desde el mes de julio. No es solo que llevemos cuatro meses sin cobrar, sino que cobramos al finalizar el procedimiento. La actualización de los honorarios se acaba de aprobar desde el año 1996 pero con un 24% de incremento, que puede parecer mucho pero hablamos de unos baremos que se establecieron en el 96. Para ponernos al día tendría que incrementarse un 70% más, este es el trato que nos está dando el Estado. Desde el Colegio se ha hecho una reunión y se han acordado varias cosas. El día 22 de noviembre es la fecha límite que el Ministerio ha puesto para ponerse al día. Si no, el día 26 volveremos a reunirnos con un objetivo distinto, para buscar la forma conseguirlo y entre las opciones barajadas existe la huelga. Hay que luchar porque se actualicen los honorarios cada año.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos