Acercar la música coral a los jóvenes

El Orfeón burgalés cumple 125 años y lo celebra con múltiples colaboraciones con coros de toda España

Orfeón Burgalés/Ismael del Álamo
Orfeón Burgalés / Ismael del Álamo
ICAL

El Orfeón Burgalés cumple 125 años de historia y lo celebra con varias colaboraciones con corales de todo el territorio español, como el Orfeón Donostiarra, el Coro de Jóvenes de Madrid, el Coro Joven de Santander, o cantando en el Ciclo de Música de Navidad que se celebra en diciembre en el Museo del Prado. Sin embargo, uno de los mayores retos que se propone cada año, no solo el Orfeón Burgalés, sino también todas las corales, es lograr que la gente joven se interese por estas prácticas, puesto que no goza de la suficiente popularidad entre los jóvenes.

El presidente del Orfeón Burgalés, Joaquín Delgado Ayuso, asegura que hoy en día se busca que «el modo de entender la música coral sea de una manera más moderna», y que esto «es importante». De hecho, afirma que actualmente «se puede decir que los coros están de moda». Delgado explica que en la capital del Arlanzón «y en las ciudades del norte en general siempre ha habido interés» por los coros y que en su opinión «sí que se está produciendo un acercamiento a la música coral por parte de los jóvenes« y »además con mucha calidad», agrega.

Más información

Por su parte, la directora del Orfeón, Marta Pilar Hernando, opina que «el tema de la gente joven es una lucha de toda la vida», pero que es algo general de cualquier ciudad y de cualquier parte del mundo , puesto que las corales suelen tener «cierto problema a la hora de encontrar a gente joven que cante». «Es un problema que yo personalmente no tengo la receta para poder solucionarlo», cuenta.

Conviene matizar, y en este aspecto coinciden el presidente y la directora del Orfeón, en que suele haber un mayor interés por parte de las mujeres en lo relativo a temas corales, y suele haber una mayor presencia femenina en estos grupos. Afortunadamente, explica Hernando, el Orfeón de adultos «está bastante equilibrado», y agrega que «eso es una suerte», porque normalmente «siempre hay muchísimas mujeres» y la presencia de hombres en los coros suele ser menor.

Un Orfeón comprometido con su público

Formar parte del Orfeón requiere de un gran compromiso, puesto que buscan contentar a su público y por ello ensayan todos los viernes durante un mínimo de dos horas. En este sentido, el presidente de la coral asegura que estas agrupaciones «tienen una importancia innegable» para la comunidad y, a su juicio, esto se debe a que «aportaciones culturales en las que están implicados muchísimas personas con un fin en común como es el cantar son importantes siempre» porque, «se establecen unos compromisos entre los integrantes del coro», añade, y por lo tanto « la importancia es mucha porque afecta a mucha gente».

Desde enero de 2018, el Orfeón Burgalés se encuentra bajo la dirección de Marta Pilar Hernando, quien afirma estar «muy contenta» tanto con los orfeonistas como con el público y señala que ella considera que «el público de Burgos es un público exigente», porque en la ciudad «hay muchos coros y mucha actividad coral». Además, en su primer concierto vio «un público muy volcado», señal que ella tomo como que van «por buen camino».

La coral burgalesa cuenta actualmente con la presencia de 54 miembros, con edades comprendidas entre los 22 y los 65 años. Aquellos que busquen formar parte del Orfeón deberán pasar antes por un proceso de selección, Hernando cuenta que «se valora si sabe música o no», pero que en el caso de no saber música «no pasa nada». Durante el proceso se llevan a cabo ejercicios de vocalización y después se les pide que canten»una pieza de coro». «Lo más importante es que haya oído», cuenta la directora.

Reconocido en la ciudad

El Orfeón Burgalés nació en 1893, durante una época que también vio nacer a Orfeones tan importantes como el Orfeó Catalá, el Orfeón Pamplonés o el Orfeón Donostiarra. Hoy en día estas cuatro corales son centenarias y perviven con gran vitalidad y entusiasmo, mostrándose más activas que nunca.

Durante sus primeros años, el Orfeón convivió en Burgos con otras sociedades, como la Coral Santa Cecilia del Círculo Católico de Obreros o el Cancionero Burgalés. Sin embargo, no lograron perdurar con el tiempo. En cambio, la coral burgalesa logró mantenerse gracias a su labor como pionera de la estructura musical de la ciudad.

Actos conmemorativos

El Orfeón Burgalés prepara grandes eventos para celebrar sus 125 años por todo lo alto. La directora asegura que preparan estas celebraciones «con muchísimas ganas y muchísima ilusión», aunque también con «muchísima responsabilidad». «Estamos trabajando mucho porque hay muchos compromisos y requiere un compromiso distinto», cuenta. Por su parte, el director del Orfeón, afirma que se están «esforzando para que la presencia del Orfeón Burgalés esté dentro de los grandes auditorios de la comunidad y esté presente también en la vida cultural burgalesa».

Uno de los eventos más destacados de este aniversario, es el Concierto que darán en el Museo del Prado de Madrid el 27 de Diciembre, con motivo del Ciclo de Música de Navidad, y al cuál han sido invitados. Hernando cuenta que cuando ella llegó al Orfeón, este evento ya estaba «casi cerrado», y asegura que les hizo «mucha ilusión que una institución como el Museo del Prado» quisiese contar con ellos. Motivo por el cuál también afrontan este acto con «emoción y sobre todo responsabilidad de dar la talla, hacer un buen concierto y que nos quedemos todos contentos».

Asimismo, este viernes la institución burgalesa compartirá escenario con una de las mejores agrupaciones corales españolas, el Orfeón Donostiarra, dirigido por José Antonio Sainz Alfaro. Durante este evento tan señalado, interpretarán el 'Requiem de Gabriel U. Fauré', con la Escalera Dorada de la Catedral de Burgos como escenario.

El Orfeón Burgalés a lo largo de su historia ha sido galardonado en varias ocasiones, con reconocimientos como la Medalla de Oro de la Ciudad , la Medalla de Oro de la Provincia, la Medalla de Plata del Milenario de Castilla, el Báculo de Oro de San Lesmes.

Es importante destacar también que durante su trayectoria el Orfeón ha contado con la presencia de grandes directores, como Garay, Artola, Amoretti, Quesada, Vega o Palacios, pero predomina el gran trabajo realizado por Antonio José, compositor del conocido 'Himno a Castilla' y maestro del ilustre Justo del Río.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos