La alerta por nieve a principios de noviembre adelanta la campaña invernal del Ayuntamiento

Salero colocado en la avenida de la Paz/CC
Salero colocado en la avenida de la Paz / CC

El Consistorio cuenta con 50 saleros operativos en la actualidad, a los que se añaden sacas en los lugares donde no pueden colocarse

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) por nieve durante los primeros días de noviembre en la provincia de Burgos alertaron al Ayuntamiento de Burgos, que adelantó la campaña invernal para luchar contra las placas de hielo y otros problemas vinculados a las bajas temperaturas, según explica la concejala de Medio Ambiente, Carolina Blasco.

Desde hace varias semanas ya están colocados los cincuenta contenedores llenos de sal que se utilizarán cuando el tiempo obligue. Donde no se pueden colocar estos saleros gigantes se ponen sacas, que cumplen la misma función. La cifra y los puntos de ubicación son los mismos que el año pasado, pero desde el área medioambiental han aumentado las compras de fundentes.

En esta ocasión, el Consistorio ha contratado 205 toneladas de sal a granel en cisterna para colocar en los silos y otras 80 toneladas del mismo producto, también a granel, para otros usos. La cifra de compras es a la de la temporada 2017/2018, puesto que, a estas alturas, únicamente se habían adquirido 222 toneladas de sal para los depósitos.

Asimismo, el departamento de Medio Ambiente ha adquirido 38 toneladas en sacas de sal, 1.000 kilos para elaborar salmuera y doce toneladas repartidas en sacos de 25 kilos para repartir en diversos lugares como los puntos limpios. En este caso, el año pasado en estas fechas no fue necesario pedir nada.

Todo ello se suma a la reserva de la campaña anterior, que está formada por 300 toneladas de sal a granel, 350 sacos de 25 kilógramos de producto, 500 sacos de 25 kilogramos de cloruro cálcico (CaCl2) y dos sacas para salmuera que alcanzan las 2 toneladas.

Datos de la campaña 2017/2018

Entre el otoño de 2017 y la primavera de 2018 se utilizaron 664,35 toneladas de sal a granel, 275,26 toneladas de sal en cisternas, 111,26 toneladas en sacas para salmuera, 12 toneladas de fundente en sacos de 25 kilogramos y 17,85 toneladas de cloruro cálcico.

 

Fotos

Vídeos