Aplausos al regreso del cristo burgalés accidentado a su iglesia

Las lágrimas se hicieron visibles en los rotos de muchos de los cofrades cuando el cristo cayó. / APM

La talla se cayó al ponerla en vertical y se desprendió un brazo, que un cofrade también sacó en procesión detrás de la imagen

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Durante la procesión del Santísimo Cristo de Burgos, mientras los cofrades ponían la talla en vertical, esta cedió y se cayó. En la caída se partió el mástil de la cruz, se desprendió un brazo del cristo y de la cruz y la corona de espinas quedó partida en dos. Tras minutos de incertidumbre y dolor entre los cofrades y devotos, se decidió sacar la imagen en procesión, con el brazo desprendido. Un cofrade procesionó con la extremidad tras la talla.

Al regreso de la procesión a la iglesia de San Gil Abad se vivieron momentos de mucha emoción. Los congregados rompieron a aplaudir ilusionados por poder presenciar una procesión que, en un principio, corrió peligro. La talla es una réplica de la imagen original que data del siglo XIII.

Más información