El incendio de Reyes Católicos, causado por un cortocircuito en un ordenador, deja dos intoxicados por humo

El humo es visible desde la calle./Aythami Pérez
El humo es visible desde la calle. / Aythami Pérez

El fuego se iniciaba pasadas las 13:30, en una vivienda del séptimo piso del número 14 | La intervención ha sido rápida y, aunque los daños materiales han sido considerables, se ha quedado en un susto

AYTHAMI PÉREZ MIGUEL y PATRICIA CARROBurgos

Sobresalto en la Avenida Reyes Católicos de la capital burgalesa. Un cortocircuito o fallo eléctrico en un ordenador estaría detrás del incendio declarado, pasadas las 13:30, en una vivienda del séptimo piso del número 14 de la céntrica avenida burgalesa. Un denso humo negro, provocado por las llamas, salía por las ventanas del domicilio, alertando tanto a vecinos como a viandantes.

Hasta el lugar se desplazaron una dotación de bomberos con autoescala, autobomba y un vehículo auxiliar, así como efectivos de Emergencias Sanitarias. En concreto, una ambulancia de soporte vital básico, que ha tenido que atender a dos hombres, de 26 y 60 años, afectados por intoxiación por humo, y trasladarlos al Hospital Universitario de Burgos (HUBU).

También se tuvieron que movilizar efectivos de la Policía Nacional y Policía Local, para regular el tráfico, pues pues el tránsito por el sentido desde Plaza España hacia avenida Cantabria estuvo cortado durante la intervención, que duró un par de horas. Ha sido «rápida y sin mucha dificultad», han explicado los bomberos, pese a lo aparatosa que parecía con ese intenso humo negro que salía por la ventana.

El humo se veía desde la calle
El humo se veía desde la calle / Ayhtami Pérez Miguel

Si bien las causas las determinará la investigación, todo apunta a un cortocircuito o fallo eléctrico en un ordenador. De hecho, la habitación en la que estaba instalado ha quedado calcinada, afirman los bombero, pues entre las llamas y el intenso calor hasta se ha desprendido en enyesado y, como se aprecia en las fotografías, el ladrillo del edificio ha quedado a la vista. El resto de la vivienda también se ha visto seriamente deteriorada.

Además, el incendio ha afectado al piso superior, con entrada de humo después de que la ventana dilatase por efecto del calor y se rompiesen los cristales. Afortunadamente, no ha sido necesario evacuar a nadie de urgencia, pues los propiestarios del piso afectado han salido por su propio pie. Eso sí, a los residentes del piso superior se les ha acabado por sacar, pero como medida provisional, sin riesgo alguno pues el humo del incendio ni siquiera se ha extendido por el bloque.

En cuanto los inquilinos de la vivienda afectada, un matrimonio, han llamado a los bomberos, los vecinos del piso superior ya podían ver el humo negro por sus ventanas y, en las habitaciones en las que tenían las ventanas abiertas, se ha colado hasta dentro,explican algunos de los afectados.

Imagen del estado en el que ha quedado la zona afectada por las llamas
Imagen del estado en el que ha quedado la zona afectada por las llamas / Bomberos de Burgos

Estos vecinos reconocen que los bomberos les han pedido que no abandonasen la vivienda y colocasen toallas húmedas en la parte inferior de la puerta. Una vez que el suceso estaba controlado, los bomberos les han permitido salir de sus casas, ante el agobio que les producía el humo.

Los bomberos han estado trabajando en el lugar durante un par de horas, aunque han tenido que volver por la tarde para revisar que no se reactivase el fuego fruto del calor generado, como suele ser habitual en este tipo de intervenciones.

Desde el Parque de Bomberos de Burgos recuerdan una serie de consejos básicos que poner en práctica cuando se registra un siniestro de estas características. En el domicilio afectado por el fuego, se deben cerrar convenientemente las puertas para evitar la propagación de las llamas, y salir por la principal a la escalera. El resto de vecinos deben quedarse en sus domicilios, salvo que bomberos o policía den una orden contraria. El objetivo es que nadie esté en unas escaleras que se pueden llenar de humo, y por descontado en un ascensor, que nunca se debe de utilizar en caso de incendio.