La Asociación de Dislexia de Burgos celebra su primer aniversario

La presidenta y algunos miembros de la asocación posando con el cartel /AIA
La presidenta y algunos miembros de la asocación posando con el cartel / AIA

Como motivo del Día Internacional de la Dislexia, la Asociación de Dislexia de Burgos ha instalado una mesa informativa en el Centro Comercial Camino de la Plata hasta las 20: 00 horas de este viernes

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Bajo el hagstag #nosomosvagossomosdislexicos la Asociación de Dislexia de Burgos (ADBu) celebra su primer año de vida y el Día Internacional de la Dislexia. Una fecha que es necesario recordar y celebrar porque a pesar de que un 10% de la población sufre el mencionado trastorno, aún queda mucho camino por andar.

«Se piensa que un niño no diagnosticado es un vago», explica la presidenta de la Asocaición de Dislexia, Silvia González. «Hay que desterrar esta idea», continúa. Para comenzar, «hay una explicación neurobiológica probada, una parte hereditaria como explicación para quién sufre dislexia». No terminar los exámenes, leer y escribir con dificultad, tener mala memoria a corto plazo o la mala coordinación son algunos de los rasgos que definen a un disléxico, pero por el contario tienen mucha creatividad. «Pero no es vago, los niños siempre quieren agradar al profesor o a su familia, simplemente hay que saber lo que les pasa».

Tras el diagnóstico, «se deberían estudiar algunas adecuaciones tanto en la entrega de contenidos como en la evaluación de lo mismos». Bajo el punto de vista de González, la solución está clara: «contenidos mostrados de forma más sensitiva; más visuales o más auditivos, no basados en la escritura». Además, también sería de gran ayuda experimentar o utilizar nuevas tecnologías en las aulas como apoyo. Algo tan fácil como separar más el enunciado de las preguntas o con mayor interlineado también podría ayudar a demostrar lo que el niño sabe.

No solo en el plano académico se quedan los obstáculos de una persona con dislexia. A menudo «las personas mayores desarrollan estrategias para solventar las dificultades, pero siempre hay alguna situación en la vida que te recuerda que debes enfocarte en esa sola cosa», explica la presidenta.

31 socios

ADBu, que tiene como lema Mi esfuerzo+ tu apoyo= nuestro éxito, lleva en marcha un solo año, pero ya cuenta con 31 socios. Una parte muy importante de su trabajo es dar toda la información a maestros, orientadores y logopedas que ya han acudido a la asociación en busca de más datos sibre la dislexia. Por otra parte, su trabajo se enfoca a dar apoyo a los propios socios. Aunque debido a su corta trayectoria aún no han desarrollado talleres específicos, durante estos meses ya se ha trabajado en diferentes actividades como diseño e impresión en 3D o cafés de familia.

Y siguen trabajando duro de cara a este próximo año. Ya tienen previstos un taller de circo y otro emocional para padres y madres de la asociación, además de otros proyectos que todavía están «cuajándose». De momento, algunos miembros de ADBu estarán hasta las 20:00 horas de este viernes en el Centro Comercial Camino de la Plata con una mesa infomativa y, además, se desarrolará allí mismo un taller relacionado con la dislexia y con actividades manipulativas para los más pequeños de 18:00 a 20:00 horas.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos