Las asociaciones de peatones reclaman que se respete la legislación sobre movilidad

El encuentro se celebra durante todo el fin de semana en La Estación/IAC
El encuentro se celebra durante todo el fin de semana en La Estación / IAC

Burgos acoge este fin de semana el VI Encuentro Nacional de las Asociaciones Andando en el que se ponen en común los problemas a los que se enfrentan los peatones

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Cada una de las ciudades del país hace la «guerra» por su lado en su manera de entender la movilidad y su mayor problema reside en la velocidad y la contaminación de los vehículos. Estos dos diagnósticos son el denominador común de las diferentes asociaciones provinciales de Andando Burgos, que estos días participan en el VI Encuentro Nacional de las Asociaciones Andando.

La cita, que se celebra este fin de semana en La Estación, sirve para hacer frente común y exponer soluciones a problemas de movilidad planteados en cada localidad, porque puede servir en otros entornos. Sin embargo, esta cita trata de paliar la falta de una legislación estatal que establezca unos criterios homogéneos de conciliar la movilidad y el urbanismo en las ciudades. Y es que, lo contrario es poner remedio a los problemas según el capricho del partido de gobierno de turno.

Estos conflictos de movilidad pasan principalmente por las semaforizaciones, la velocidad del tráfico y la contaminación. Y lo son, a juicio de Félix Martínez, miembro de Andando Burgos, porque el vehículo siempre ha ganado protagonismo. Según explica Martínez, el coche es sinónimo de «velocidad, que es un peligro muy importante y lo es tanto por la contaminación, como por los accidentes que produce».

Por eso, desde las asociaciones de Andando echan en falta una legislación estatal que marque a comunidades y municipios cómo atajar sus problemas particulares teniendo en cuenta criterios homogéneos. Además, desde Andando Burgos explican que el uso del coche, que es masivo en ciudades como Burgos, se usa para abordar distancias asumibles con medios de transporte más sostenibles.

Por otro lado, Martínez ha criticado que la respuesta de la ciudad a la mejora de la movilidad se haya centrado en la construcción de grandes aceras, que no sirven para nada cuando no existen locales comerciales y se pierde la amabilidad, ha explicado.

En definitiva, el trabajo de la Coordinadora de las asociaciones Andando es «visibilizar al ciudadano con plenos derechos y que se apodere, poco a poco, del espacio que fue perdiendo».

Bulevar, efecto barrera

Finalmente, Martínez ha valorado la evolución del Bulevar, como una solución de movilidad. El miembro de Andando Burgos ha defendido que, aunque «el criterio es bastante bueno, estableciendo el espacio de la calzada también para el transporte público y las bicicletas», «como no lo cuidemos bien puede tener un efecto barrera, al igual que lo provocaban las vías del tren o mayor». Para Martínez, esta situación puede darse si se sigue favoreciendo el dominio del coche.

 

Fotos

Vídeos