La Audiencia manda a un centro psiquiátrico penitenciario al acusado de Padre Silverio

El juicio tuvo lugar en febrero/PCR
El juicio tuvo lugar en febrero / PCR

Se ha emitido sentencia absolutoria por eximente de alteración psíquica, pero se impone una medida de seguridad de 30 años de internamiento

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Dos semanas después del juicio, la Audiencia Provincial ha emitido sentencia por el suceso de la calle Padre Silverio, ocurrido en noviembre de 2015, y en el que falleció un octogenario y dos trabajadores de la empresa Josmy resultaron heridos con sendas puñaladas. Como era previsible, dada la petición del Ministerio Fiscal, el juez absuelve al acusado, Óscar V.R., en base a la eximente de responsabilidad criminal en alteración psíquica, pues padece un trastorno bipolar y, en el momento de los hechos, era víctima de un brote psicótico.

Más información

Eso sí, como autor material de un asesinato consumado y dos en grado de tentativa, demostrados, el juez le impone una medida de seguridad, alternativa a la pena privativa de libertad. Se sentencia a Óscar V.R. a un máximo de 30 años en un centro psiquiátrico penitenciario. La defensa proponía que el internamiento tuviese lugar en el Hospital Psiquiátrico de Fuente Bermeja. Sin embargo, el juez ha considera que no es el lugar más idóneo, pese a las recomendaciones del médico forense, habida cuenta de que el centro carece de medidas de seguridad y control, y existe riesgo de fuga.

El centro de internamiento deberá emitir, al menos, un informe anual sobre la evolución de Óscar V.R. La pena se completa con 5 años de libertad vigilada y la prohibición de ponerse en comunicación con las dos víctimas de su agresión, y de acercarse a menos de 300 metros de las mismas, una vez salga de su internamiento. Igualmente, se le impone el pago de sendas indemnizaciones de 24.ooo euros para A.M.S., y de 34.000 euros para F.F.R., trabajadores de Josmy apuñalados.

También deberá indemnizar con 100.000 y 60.000 euros a los dos hijos de A.S.S., que falleció tras recibir una puñadala mientras esperaba un taxi en la calle El Carmen. La sentencia hace responsable subsidiaria de lo ocurrido a la empresa, y responsable civil a las dos aseguradoras. Contra la misma cabe recurso de casación ante el Supremo.

 

Fotos

Vídeos