El Ayuntamiento de Burgos deberá pagar 155.700 euros por la revisión de precios del contrato del vertedero de Abajas

Imagen de archivo de Raúl Salinero, concejal no adscrito/BC
Imagen de archivo de Raúl Salinero, concejal no adscrito / BC

Raúl Salinero recuerda que la UTE Valle de Losa explotó el vertedero durante cuatro años sin contrato, lo que le costó al Ayuntamiento 6 millones de euros

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Una sentencia del Tribunal Contencioso-Administrativo de Burgos obliga al Ayuntamiento de la capital a pagar 155.733 euros a la UTE Valle de Losa, encargada de la construcción y posterior explotación del vertedero de residuos urbanos no peligrosos de Abajas. La cantidad corresponde a las revisiones de precios del contrato entre 2012 y 2016, ha explicado el concejal Raúl Salinero, que no se realizaron pues el contrato estaba prorrogado en base a que se trataba de un servicio «esencial».

En la sentencia, fechada el pasado septiembre, se estima la demanda interpuesta por la UTE Valle de Losa, adjudicataria en 1999 de las obras de construcción del vertedero y su explotación durante diez años, una vez concluidos los trabajos. Sin embargo, noviembre de 2012, en vísperas de la finalización del contrato, el Ayuntamiento decidió continuar con el mismo, pese a que no se recogía la posibilidad de prórroga, hasta que se adjudicase el nuevo contrato.

La decisión se justificó en que el servicio que se prestaba era «esencial, mínimo y obligatorio», y así estuvo la UTE Valle de Losa hasta abril de 2016. Durante este tiempo, el Ayuntamiento pagó 6 millones de euros a la empresa, no amparados en contrato, ha explicado Salinero, a razón de 1,5 millones por año. En ningún momento se aplicó la revisión de precios anual, que ahora le confirma la Justicia, y que unida a los intereses de demora ascendería a 155.733 euros.

Salinero considera que este caso es un nuevo ejemplo de la mala gestión que realiza la concejal Carolina Blasco, responsable de Medio Ambiente en el Ayuntamiento. En la sentencia, el juez no entra a valorar la prórroga del contrato, aunque dice que podría ser «ilegal dado que afecta al principio de competencia, publicidad y transparencia», pues el contrato no recogía la prórroga pero «eso no detuvo al Ayuntamiento», como se recoge en el escrito.

Lodos de la EDAR

El concejal no adscrito insiste en calificar a Blasco como «terrorista» del medio ambiente y vuelve a pedir explicaciones por la gestión de los lodos procedentes de la EDAR, y que acabaron en las obras de Fuentes Blancas y Alcalde Martín Cobos. En el informe de septiembre de Valoriza, la empresa encargada de la gestión de lodos, reconoce una saturación de lodos, con 22.000 toneladas. De ellas, 2.000 se entregaron a Herrero de Temiño, que utilizó una parte para sendaas obras, por recomendación de Aguas de Burgos y del Ayuntamiento. «La única responsable de este atentado medioambiental» es Carolina Blasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos