Burgos no registra fallecidos en accidentes de tráfico en la ciudad por primera vez en 50 años

Una grúa recoge un vehículo tras un accidente en la calle Vitoria el pasado 29 de noviembre./BC
Una grúa recoge un vehículo tras un accidente en la calle Vitoria el pasado 29 de noviembre. / BC

El dato es el mejor de los últimos 50 años, ya que desde 1968, último periodo sin fallecidos, siempre murieron, al menos, dos personas en cada año

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Cero muertos en las vías urbanas de ciudad de Burgos. La concejala de Seguridad Pública y Emergencias, Gema Conde, y el intendente jefe de la Policía Local de Burgos, Fernando Sedano, han presentado esta mañana el mejor balance posible de fallecidos en accidentes de tráfico en 2018.

Según han explicado ambos en una rueda de prensa, durante el pasado año no murió nadie, bien en el acto o en las 24 horas siguientes, como consecuencia de un percance automovilístico en las calzadas que son competencia municipal. Además, el dato es el mejor de los últimos cincuenta años, ya que desde 1968, último periodo sin fallecidos, siempre murieron, al menos, dos personas en cada año.

La cifra de accidentes se mantiene estable

Las primeras estimaciones del número total de accidentes en las vías públicas burgalesas no presentan grandes cambios respecto a 2017. «Aproximadamente como el año pasado, que fueron 2.667», ha detallado Sedano.

Los datos oficiales se conocerán la próxima semana, cuando se presente la memoria de la Policía Local que se está terminando de redactar, según ha informado Conde.

Conde, que ha expresado su satisfacción por la ausencia de decesos, ha reconocido el trabajo de los agentes del cuerpo municipal para evitar estas desgracias. «Es el resultado de una labor callada, esforzada, perseverante y continuada de la Policía», ha asegurado.

Entre las acciones que el Ayuntamiento burgalés ha llevado a cabo para reducir el número de muertos, la concejala de Seguridad Pública ha destacado el incremento de controles de velocidad y de drogas, la mejora de las infraestructuras y la educación vial entre los escolares. Asimismo, Conde ha explicado que el descenso de fallecidos también se debe al traslado del tráfico a las rondas interiores y a la acción punitiva. «Que la gente tenga en cuenta que a veces las sanciones también salvan vidas», ha agregado.

Tendencia a la baja

En términos generales, los peores años en lo que a seguridad vial se refiere fueron los de la década de los 80 del siglo XX, con una media anual de 15 muertos. El récord negativo lo ostenta 1984 con 24 fallecidos.

Desde entonces, los números han ido descendiendo. El promedio anual en los 9o fue de 10 muertos; en los 2000, de siete y en el decenio actual, de entre dos y tres, según los cálculos de la edil de Seguridad Pública.