Aguas de Burgos estudia cubrir cinco jubilaciones parciales con contratos de relevo que el PP considera «discriminatorios»

Imagen de archivo de obras acometidas por Aguas de Burgos/PCR
Imagen de archivo de obras acometidas por Aguas de Burgos / PCR

Se ha solicitado un informe económico para prejubilar a cuatro trabajadores de la sociedad municipal y contratar a cinco relevistas | Carolina Blasco critica la fórmula pues se harán contratos indefinidos a personal sacado del Ecyl

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Las aguas vienen revueltas, y nunca mejor dicho, en la sociedad municipal Aguas de Burgos. La posibilidad de formalizar cinco contratos de relevo para cubrir la jubilación parcial de trabajadores que, por diferentes causas, han solicitado acogerse a esta medida no ha gustado nada al Partido Popular, que considera «discriminatoria» la fórmula escogida y acusa al PSOE de «opacidad».

En la reunión de la pasada semana se abordó la situación de los cinco trabajadores que estarían afectados por una jubilación parcial, alguno de ellos derivada de problemas de salud, ha explicado la presidenta de Aguas de Burgos, Nuria Barrio. La propuesta pasaría por la firma de cinco contratos relevo a tiempo parcial, si bien todo dependerá del coste que tenga la medida para Aguas de Burgos.

Barrio ha afirmado que se ha solicitado un estudio económico, pues los contratos relevo tienen un mayor coste que otras fórmulas de contratación. Se mantiene al trabajador con una jubilación anticipada y, al mismo tiempo, se incorpora a un relevista con un contrato parcial. Normalmente la fórmula es 50%-50%, aunque en Aguas de Burgos se baraja un porcentaje mayor para el relevista, 75%-25%.

Y Carolina Blasco asegura que, de salir adelante la iniciativa, se estaría ante un caso de «discriminación en el acceso al empleo público en la sociedad de aguas». La concejal del PP explica que en el Ayuntamiento de Burgos, así como en otros organismos municipales autónomos, no se ha utilizado nunca la fórmula del contrato de relevo. Es más, se trata de una opción «poco atractiva» pues se han endurecido las condiciones tras aumentarse la edad de jubilación.

Los contratos de relevo exigen que las personas seleccionadas estén dados de alta como demandates de empleo en el Ecyl, lo que supone una discriminación con respecto a otras personas que pudieran estar igual o más cualificadas pero con trabajo en vigor. Se rompe con el principio de libre concurrencia, afirma la edil, así como con los de capacidad y mérito que exigiría cualquier contratación de un empleado público.

Indefinidos

A estas circunstancias se añadría una más objeto de polémica pues, si se opta por la fórmula del 75%-25%, los contratados tendrían que hacerse indefinidos. De esta forma, además, los relevistas se pondrían por delante de otros trabajadores de Aguas de Burgos con contratos temporales o interinos. E, incluso, aunque se podría ofrecer la fórmula a los temporales, rompería con las opciones de promoción del personal no fijo, asevera Blasco.

Por ese motivo, el PP apuesta por otras fórmulas para abordar las prejubilaciones en Aguas de Burgos, como acordar un plan de jubilaciones y así garantizar la cobertura de los puestos bajo las premisas de publicidad, concurrencia, mérito y capacidad. Asimismo, Blasco recuerda que se ha elaborado un informe para definir la plantilla «ideal» y abordar la revisión del convenio colectivo, que todavía no se ha dado a conocer al consejo de administración de Aguas de Burgos.

Desde el equipo de Gobierno, la socialista Nuria Barrio afirma que todavía no se ha tomado ninguna decisión al respecto pues todo dependerá de lo que digan los servicios económicos. Eso sí, la propuesta fue aceptada por los miembros del consejo de administración, salvo en la representación del Partido Popular, se seguirá analizando en próximas reuniones.