El Ayuntamiento de Burgos insta a Fomento a bloquear la posibilidad de nuevos peajes en la AP-1

El alcalde, Javier Lacalle, charlando con el portavoz socialista, Daniel de la Rosa. /GIT
El alcalde, Javier Lacalle, charlando con el portavoz socialista, Daniel de la Rosa. / GIT

El PP saca adelante en el Pleno una propuesta para exigir al Gobierno la modificación del decreto mediante el que se abre la puerta a posibles peajes en autovías del Estado | La AP-1 vuelve a ser utilizada como arma arrojadiza entre 'populars' y socialistas

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Se preveía un debate agrio, y las expectativas no han defraudado. De hecho, a la vista de la experiencia acumulada durante años en distintos foros, todo hacía indicar que la AP-1 volvería a ser hoy utilizada como arma arrojadiza en el debate entre PP y PSOE. Y así ha sido

En esta ocasión, el debate ha venido justificado por la presentación en el Ayuntamiento de Burgos de una propuesta del PP tendente a exigir al Gobierno la modificación del decreto ley mediante el que se abre la puerta al establecimiento de peajes en las autovías de titularidad estatal. Un decreto publicado en el BOE apenas quince días antes de que las barreras de los peajes de la AP-1 y que ha generado un aluvión de dudas en torno al futuro de la vía burgalesa.

Y es que, a juicio de los 'populares', el articulado de este decreto supone un nuevo «engaño» a los burgaleses, toda vez que abre la posibilidad de que a medio plazo se vuelva a implantar un peaje en la AP-1 tras 44 años de concesión. De hecho, el propio alcalde, que ha acabado protagonizando un enconado debate con el portavoz socialista, Daniel de la Rosa, ha aventurado que se volverá a pagar por usar la vía «después de las elecciones», en referencia a los comicios locales convocados en mayo y a los «más que posibles» comicios generales.

A este respecto, Lacalle ha acusado a los socialistas burgaleses de «pecar de ingenuos» al confiar en que la gratuidad de la AP-1 se mantenga a largo plazo. A su juicio, la liberalización el próximo 1 de diciembre de la vía no es sino una estrategia «para ganar tiempo» de cara a las elecciones. Y más teniendo en cuenta que, según ha recordado, fue el PSOE el que aprobó las dos grandes prórrogas de una concesión que «debería haber acabado en 2003». «Son ustedes los reyes de la prórroga», ha criticado.

Lejos de compartir esos augurios, De la Rosa ha confiado plenamente en la palabra del Ministerio de Fomento, asegurando que la AP-1 no entra en el paquete de las autovías en las que se contempla implantar peajes, que está formado por las radiales de Madrid y un par de vías del arco mediterráneo, todas ellas rescatadas por el Estado. Así, a pesar de no atreverse a aventurar qué pasará en un futuro lejano, el portavoz socialista ha insistido en que no le cabe «ninguna duda de que la gratuidad se va a prorrogar durante muchos años». Y ello después de que el PP «no haya hecho nada» para preparar el fin de la concesión mientras ha estado gobernando. «Esta propuesta me produce vergüenza y sonrojo», ha concluido De la Rosa.

Con todo, la propuesta ha salido adelante con los únicos votos a favor del PP y el concejal no adscrito Fernando Gómez, que ha incorporado una enmienda para exigir el mantenimiento de la N-I. El PSOE ha votado en contra y el resto de grupos y concejales no adscritos se han abstenido, asegurando, eso sí, que permanecerán vigilantes ante las decisiones de Fomento.

 

Fotos

Vídeos