El Ayuntamiento, a la espera de la liquidación de 2018 para afrontar la modificación del presupuesto

El Ayuntamiento, a la espera de la liquidación de 2018 para afrontar la modificación del presupuesto

Tomando como base la experiencia del año pasado, no está garantizado que el pretendido modificado de crédito esté listo esta legislatura

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El mes de febrero está a punto de concluir y la pretendida modificación presupuestaria del Ayuntamiento de Burgos sigue en el aire. A falta de acuerdo político para promover un presupuesto específico, el equipo de Gobierno tomó meses atrás la decisión de prorrogar las cuentas del ejercicio anterior y acometer un gran modificado que pudiera dar respuesta a las necesidades de este año. Una fórmula utilizada ya en 2018, cuando PP y PSOE pactaron sendos modificados en una situación similar.

Sin emabrgo, en esta ocasión, el proceso está totalmente condicionado por la cercanía de las elecciones. Y no solo las locales y autonómicas de finales de mayo, sino también, aunque sea de manera tangencial, por los comicios generales convocados para el 28 de abril.

La gran pregunta es si dará tiempo a aprobar el modificado de presupuestos antes del final de la legislatura

Esa circunstancia condicionará sin duda un proceso de negociación que, en todo caso, todavía no ha comenzado. Y es que, antes de que los grupos políticos puedan comenzar a hablar al respecto, es necesario conocer con exactitud la situación económica. Y eso no será posible hasta que se tenga sobre la mesa la liquidación del presupuesto de 2018. Será ese documento el que marque las posibilidades de inversión y determine el margen de maniobra para este ejercicio. Un margen de maniobra que se circunscribe a aquellas partidas que no se transfieren automáticamente de unos ejercicios a otros, como sucede con las de Personal y Gastos Corrientes, comprometidas con la prórroga presupuestaria.

Se trata de un expediente complejo y de carácter técnico en el que se viene trabajando desde hace semanas, pero que todavía no está cerrado, tal y como confirma el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda. Habitualmente, los técnicos municipales lo presentan en la primera quincena de marzo, y en principio, esa es la fecha que se baraja también este año.

A la espera de conocer al detalle la liquidación, el propio concejal de Hacienda elude hablar de cifras concretas. Ni siquiera se atreve a aventurar un cálculo aproximado del resultado. De momento, lo único que parece seguro es que «habrá remanentes», toda vez que parte del modificado presupuestario de 2018 no se ha ejecutado. De momento, el PSOE calcula que dichos remanentes alcanzarán los 30 ó 40 millones de euros, aunque la cifra exacta no se conocerá hasta dentro de algunas semanas.

Negociación política

Sin embargo, la presentación de ese documento no será sino una fase previa a la negociación del modificado de este año. El propio alcalde, Javier Lacalle, aventuraba semanas atrás su intención de elevar el modificado a debate del Pleno en marzo o, como muy tarde, abril. Ese es, de hecho, el único margen con el que cuenta el equipo de Gobierno, a la vista de la cercanía de las citas elctorales.

Queda por ver, además, si se opta por un único expediente o el modificado se divide en varios documentos independientes como ya se ha hecho en anteriores ocasiones. Y es que, hay que tener en cuenta que varios de los ámbitos afectados de lleno por la situación cuentan con suficiente consenso político, pero seguramente otros no. En este sentido, destaca el ámbito de las ayudas a colectivos sociales y culturales, que en principio cuentan con el favor de todos los grupos políticos.

Sea como fuere, y con los plazos que se han manejado en otras ocasiones en situaciones similares -el año pasado se aprobó el gran modificado en el Pleno de abril-, la gran pregunta es si el equipo de Gobierno será capaz de promover el modificado -o modificados- antes de que acabe la legislatura. Si no lo hace, deberá ser la próxima Corporación la que abra ese melón, y los plazos se verán de nuevo incrementados.