El Ayuntamiento iniciará un expediente sancionador por el Camino de Carcedo a Iglecar

Raúl Salinero, concejal no adscrito del Ayuntamiento de Burgos/AIA
Raúl Salinero, concejal no adscrito del Ayuntamiento de Burgos / AIA

La Comisión de Licencias de este martes se ha comprometido a abrir un expediente sancionador a Iglecar por incumplimiento de las condiciones del contrato

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

En la Comisión de Licencias celebrada esta martes se ha acordado iniciar un expediente sancionador a la empresa Iglecar por la obra del Camino de Carcedo. Así, lo ha anunciado Raúl Salinero, concejal no adscrito. «Se ha llegado al compromiso de abrir un expediente sancionador a una obra que no terminó de ejecutar Iglecar, empresa afín al Partido Popular». La obra en cuestión es la urbanización y asfaltado de la vía pecuaria en el Camino de Carcedo a Burgos en el tramo que uniría el Ecoparque y la planta de la propia empresa Iglecar.

En el año 2011, la empresa Iglecar decidió hacerse cargo de la intevención «porque les venía bien para su propia comunicación». A pesar de los informes negativos que se habían emitido y de que el Reglamento dice que si el titular de la vía pecuaria es el Ayuntamiento debe asumir la obra, Dolores Calleja, concejala delegada de Licencias, dio el permiso oportuno a Iglecar, ha explicado Salinero.

«Se dio por algo muy sencillo, Iglecar tenía varias multas por la gestión de los residuos y pensaron utilizarlos hacer el primer pavimento de la obra». Además, el Ayuntamiento de Burgos tenía una planta de machaqueo, en la que se trataban los residuos a coste cero se cerró en 2012, y no se ha puesto en funcionamiento, lo que ha supuesto perder 1.300.000 euros, ha continuado.

Según determina el expediente de la Gerencia Municipal de Fomento 2016, las obras no reunen varias de las 10 condiciones que debía cumplir la intervención que no se han ejecutado. Se detectaron un total de cinco puntos no realizados según el acuerdo es la debida señalización, las plantación de 150 árboles en las orillas de la vía, entre otras.

Ocho años más tarde del comienzo de las obras, el Ayuntamiento iniciará un expediente sancionador contra la empresa por incumplimiento de las condiciones acordadas. El documento establecerá un plazo de ejecución de las mejoras que no se han llevado a cabo. De los 143.000 euros del presupuesto total, se estima que faltan por ejecutar unos 80.000. En caso de que no se realice lo acordado, la empresa tendría que abonar una multa económica por cada mes que se demore la finalización de la obra.