Blasco afirma que el Ayuntamiento debe pagar el consumo de agua mientras no cambie la ordenanza

Carolina Blasco, portavoz municipal y presidenta de Aguas de Burgos/Rodrigo González Ortega
Carolina Blasco, portavoz municipal y presidenta de Aguas de Burgos / Rodrigo González Ortega

El Consistorio adeuda facturas por valor de 1,8 millones de euros, que se abonarán este año con un modificado de crédito

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Ayuntamiento de Burgos está obligado a pagar por el consumo interno de agua, pues existe una ordenanza fiscal en la que se recoge una tasa específica a tal efecto. Así lo ha recordado Carolina Blasco, presidenta de Aguas de Burgos, pero también portavoz municipal. Después de que ayer el PSOE cuestionase un cambio de criterio en el Equipo de Gobierno, Blasco ha defendido que el autoconsumo no está exento del pago de la tasa, al menos hasta que no se cambien las reglas del juego.

Hay que recordar que, en junio del pasado año, un decreto de Alcaldía anuló facturas pendientes de pago por valor de 780.000 euros. Se consideraba que el Consistorio no debía abonarlas pues el agua de «autoconsumo» quedaba exenta, y solo tenía que hacerse cargo del IVA correspondiente y, en este caso, del relativo a 2016, pues los anteriores habían acabado prescribiendo.

Sin embargo, ahora parece ser que se ha cambiado de criterio en el seno del Equipo de Gobierno, como bien apuntaba ayer Antonio Fernández Santos. En rueda de prensa, tras la Junta de Gobierno Local, Carolina Blasco ha confirmado que en 2018 se pagarán los 1,8 millones de euros que corresponden a facturas pendientes desde 2011. Cuando se creó Aguas de Burgos como sociedad mercantil, y en virtud de la correspondiente ordenanza municipal, la entidad comenzó a girar las facturas al Ayuntamiento, ha explicado Blasco.

Blasco pide un acuerdo de contraprestaciones si se modifica la ordenanza fiscal

Sin embargo, no se han pagado, o al menos algunas de ellas. La presidenta de Aguas de Burgos ha recordado que «algunas secciones» municipales dejaron de pagar las facturas, en base a un informe del secretario general que amparaba el criterio sobre el autoconsumo. Esas son las cantidades que se han ido acumulando y que, ahora, se pagarán a a través de uno de los modificados de crédito que se aprobarán en el Pleno de mañana. La deuda contraída ascendería a 1,8 millones de euros.

Carolina Blasco ha insistido en que Aguas de Burgos está obligada a girar las facturas mientras no se modifique la ordenanza municipal, aunque considera que se deben iniciar trámites para alcanzar un acuerdo entre el Ayuntamiento y la sociedad municipal. El punto de inflexión debe ser un acuerdo de contraprestaciones, pues si el Consistorio no va a pagar por el autoconsumo habrá que ver qué contraprestaciones recibe Aguas de Burgos, habida cuenta de que la sociedad paga un canon anula por la utilización de la red y las instalaciones municipales, así como los impuestos correspondientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos