Bronca en el Salón de Plenos

Los tres concejales de Cs han abandonado unos minutos el Pleno/GIT
Los tres concejales de Cs han abandonado unos minutos el Pleno / GIT

Los concejales de Ciudadanos explotan contra el «totalitarismo» del alcalde y adelantan que no van a acatar el decreto sobre utilización de la sala de prensa

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Tras el cruce de acusaciones vivido ayer entre Ciudadanos y el Equipo de Gobierno, el Pleno de hoy se aventuraba bronco. Y las previsiones no han errado. Es más, durante la sesión, en la que al margen de varias propuestas se ha aprobado el dictamen definitivo de la comisión de investigación sobre la gestión de los consorcios del Desvío y Villalonquéjar IV, se ha escenificado la ruptura total entre ambos grupos.

Ya durante el debate sobre el dictamen de los consorcios, el tono ha sido agrio. Sin embargo, la chispa que ha acabado encendiendo la mecha ha sido un comentario del alcalde, que ha reprochado a los concejales de la formación naranja que «no estuvieran en Burgos» mientras se acumulaban los «cadáveres» en las vías del tren cuando éstas atravesaban la ciudad. Un comentario que ha encendido, y mucho, los ánimos de Cs.

«El alcalde tiene potestad para tomar la palabra» en cualquier momento durante una sesión plenaria, pero «no para entrar en valoraciones personales», que es «a lo que nos tiene acostumbrados», o para hacer «demagogia barata con las muertes». Eso es «vergonzoso», según Gloria Bañeres, portavoz de Ciudadanos.

Pero la bronca no ha acabado ahí, ni mucho menos. Quiera la casualidad que justo después del cruce de acusaciones, le tocaba a la propia formación naranja defender su propuesta sobre el impulso a la implantación de vehículos no contaminantes. Una defensa que finalmente no ha sido tal. Y es que, cuando Vicente Marañón ha intetnado tomar la palabra, se ha topado con ruido, conversaciones y comentarios fuera de turno. Y, sin más, ha decidido optar por la calle de en medio. Ni una sola palabra más. Así, el debate de una teórica propuesta de Ciudadanos ha sido dirigido por el PSOE, Imagina y el PP y la moción no ha prosperado.

No aceptan el decreto

Acto seguido, los tres concejales de la formación naranja han abandonado el Salon de Plenos durante unos minutos, momento que han aprovechado para cuestionar ante los medios el trato recibido de manera constante por el alcalde. «Se nos limita la participación en el Pleno» y «se nos restringen al máximo las itnervenciones», mientras «a otros concejales se les concede más tiempo», ha criticado Bañeres.

Y todo ello, tras un cruce de acusaciones a cuenta del uso de la sala de prensa del Ayuntamiento que ayer acabó en decreto del alcalde. Un decreto que la propia Bañeres adelanta que su grupo «no va a acatar». «Es un decreto totalmente nulo» que alude a unas competencias que el alcalde «no tiene» y que se ha emitido «sin ningún procedimiento administrativo» que lo respalde, ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos