Burgos necesita mejorar en la señalización y la accesibilidad de los edificios municipales

Burgos necesita mejorar en la señalización y la accesibilidad de los edificios municipales

Tras el exhaustivo estudio se han detectado las principales carencias en el ámbito de la accesibilidad y se ha aprobado el Plan Municipal de Accesibilidad de la Ciudad de Burgos

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Burgos cuenta desde hoy con el Plan Municipal de Accesibilidad para subsanar las principales deficiencias de la ciudad en esta materia. El documento, que ha sido elaborado por Fernando García-Ocho Arquitectos, recoge, a lo largo de más de 4.000 páginas, análisis, propuestas de solución que se desarrollarán a lo largo de los próximos seis años, comenzando en 2018 y concluyendo en 2023. Si bien, la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, ha querido cubrirse las espaldas y ha apuntado que la puesta en marcha de estas necesidades de mejora se ejecutará siempre que el presupuesto lo permita.

El Plan se ha elaborado en base a cuatro áreas de máxima importancia en lo que accesibilidad se refiere, son: comunicación, viales, edificios municipales y transporte público. Cada uno de estos puntos ha sido evaluado en base a unos ítems que han arrojado una serie de porcentajes que determinan si el lugar cumple con unos criterios mínimos o, por el contrario, necesita ser adaptado.

Comenzando por los viales, los redactores del Plan han analizado los anchos, las pendientes, el mobiliario, la señalización y la iluminación. Con estos puntos de evaluación, la media de la vía pública burgalesa se sitúa en un 56 por ciento de accesibilidad, destacando por encima de la media las calles Batalla de Villalar, la de Nuestra Señora de la Asunción, la Plaza Antolín Avelino Toledano y la avenida de Eladio Perlado, que se sitúan por encima del 94 por ciento. En el lado opuesto, las que suspenden en accesibilidad son: la carretera Valladolid y de Logroño y calle de la Demanda, que rondan el 3 por ciento de accesibilidad.

En el terreno de los edificios municipales, la media de accesibilidad se sitúa en un, claramente deficiente, 30 por ciento. Principalmente, la formación del personal municipal y la señalización son los aspectos que deben mejorar de forma más urgente. En este sentido, el edificio mejor valorado por el estudio es el Fórum Evolución, que alcanza un 60 por ciento, y el peor el Arco San Gil, que no llega al 3 por ciento.

Si bien, todo se resume a que, en las nuevas construcciones, se tengan en cuenta todos los criterios de accesibilidad para no generar más barreras. Esto sería «un logro», a juicio de García-Ochoa, responsable de la redacción del Plan. Además, y lo que resulta más difícil es ir adaptando todo lo construido a estos nuevos criterios, algo que requiere de más esfuerzo y, sobre todo, de un mayor coste.

Oficina Virtual de la Accesibilidad (OVA)

Además, el Plan ha sido redactado teniendo en cuenta las alegaciones, después de haber abierto un plazo y un órgano para tramitar las propuestas de los ciudadanos y las entidades. Si bien, únicamente se recibieron seis alegaciones, tres de ellas de particulares y las otras tres de la Asociación de Afectados por la Esclerosis Múltiple, Aspanias y el Grupo Municipal Socialista. Todas ellas, o ya se contemplaban en el Plan, o han sido tenidas en cuenta e incorporadas en la medida de los posible, según ha explicado Conde.

Así las cosas, el Plan, tal y como ha sido presentado, ha sido aprobado esta mañana por el Consejo de Discapacidad, que se ha reunido para validarlo.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos