Cs califica a Lacalle de «gestor nefasto» y afirma que no ha «apreciado» su mano tendida

El grupo municipal ha comparecido ante los medios/PCR
El grupo municipal ha comparecido ante los medios / PCR

Gloria Bañeres hace balance de la gestión municipal un año después de la firma del acuerdo anti-moción de censura

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«Desmontando a Javier Lacalle». Con esta premisa, el Grupo Municipal de Ciudadanos ha hecho balance hoy del 2017, en clave política, justo coincidiendo con el primer aniversario de la firma del acuerdo suscrito el 5 de enero de 2017 con el Partido Popular, y que sirvió para frenar en seco la moción de censura negociada con PSOE e Imagina.

El balance no puede ser más desalentador. La portavoz de Cs, Gloria Bañeres, ha calificado de «mínimo» el grado de cumplimiento del acuerdo, pues han sido pocos los compromisos adquiridos por el Equipo de Gobierno que se han materializado, y de maneria muy «limitada». Bañeres, quien considera que Javier Lacalle es un «gestor nefasto», ha asegurado también que el alcalde «no ha sabido apreciar la mano tendida de Cs», que durante los últimos 12 meses ha estado dispueto en todo momento a «dar estabilidad» a la política municipal.

Cs considera «agua pasada» la moción de censura y centrará su acción política en el papel de oposición

La formación se ofreció como cooperadora para un co-gobierno, sin embargo el Partido Popular se ha alineado con el PSOE, en una «relación antinatura», ha explicado Bañeres, que ha consolidado a Cs como oposición. Y así seguirá siendo. La portavoz ha reconocido que, tras el intento frustrado, no se ha vuelto a hablar de moción de censura con la oposición. Además, «creemos que aquello es agua pasada» y que el papel que debe jugar Cs en el último año y medio de mandato es el de oposición, para conformarse como alternativa de gobierno.

Más información

El «absolutismo» del PP

Gloria Bañeres ha criticado que el Equipo de Gobierno, aun en minoría, actúe con un marcado «caracter absolutista». «Ningunea» a la oposición, gobernando a golpe de decreto y de Junta de Gobierno, ha insistido la portavoz, quien niega que exista un ambiente de consenso en el seno de la corporación municipal. Es más, el PP ha excluido a Cs de cualquier negociación sobre asuntos importantes, y se está apoyando solo en el PSOE, «para garantizar la supervivencia de los partidos de la vieja política». A juicio de Bañeres, PP y PSOE tienen «miedo» de Cs, que se ha convertido en una alternativa política. «Somos una amenaza», ha afirmado.

El 2017 ha servido para «poner en evidencia que el PP carece de proyecto de ciudad», y confuden gobernar con gastar dinero. Gloria Bañeres ha vuelto a criticar la urgencia con la que se ha actuado en los últimos meses, con una importante licitación de proyectos, que llevarán a tener la ciudad embarcada en 25 obras durante 2018, «sin organización, ni estrategia ni prioridades».

Bañeres critica la relación «antinatura» PP-PSOE, fruto del «miedo» que genera Cs como alternativa política

Además, la portavoz pronostica suspensiones de obras, modificados de proyectos y paralizaciones como consecuencia de la tramitación de la mayor parte de los concursos por la vía de urgencia. «Las constructoras sabrán jugar sus bazas» para presionar al Equipo de Gobierno, que solo quiere hacerse una foto de cara a las elecciones municipales de 2019.

Gloria Bañeres ha insistido en que Javier Lacalle es «un gestor nefasto», pero también un «líder nefasto», pues no consigue coordinar a un Equipo de Gobierno de siete concejales, y está permanentemente enfrentándolos. «Si no es capaz de dirigir su equipo, difícilmente podrá dirigir la ciudad». Así que Burgos sigue perdiendo peso en industria, tecnología o infraestructuras, lamentan desde Ciudadanos.

Investigación de los consorcios, «limitada»

La portavoz del Grupo Municipal ha reconocido que, cuando firmaron el acuerdo con el PP hace un año, ya no tenían «mucha confianza» de que se cumpliera, y «se ha ratificado esa desconfianza». El único compromiso cubierto ha sido la creación de una comisión de investigación sobre los consorcios del Desvío y Villalonquéjar, pero «con múltiples obstáculos». Y es que del Desvío no se ha recibido «ni un solo papel».

Así las cosas, Gloria Bañres ha asegurado que, si bien «no es cuestión de arrepentirse», Ciudadanos continuará estos próximos meses en su labor de oposición, fiscalizando la acción de gobierno y exigiendo transparencia y legalidad. «Lacalle pasará a la historia como una persona sin credibilidad ni palabra, y que genera desconfianza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos