Los CEAS de Burgos tienen pendiente de valoración 615 expedientes de dependencia

Mar Arnaiz, concejal del PSOE/BC
Mar Arnaiz, concejal del PSOE / BC

Mar Arnaiz critica que la falta de personal y la «deficiente» gestión del PP impide a los CEAS resolver los expedientes en tiempo y forma

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Los centros de acción social (CEAS) de Burgos tienen acumulados, a fecha de marzo, 615 expedientes de dependencia pendientes de valoración. La media por CEAS es de 68 expedientes, aunque en San Pedro y San Felices acumulan 96, en San Julián y El Crucero son 86 y en Vadillos y Caspicol, 80 y 79, según los datos facilitados por la concejal socialista Mar Arnaiz, quien ha vuelto a criticar la «deficiente» gestión que el PP de Lacalle realiza de los Servicios Sociales en Burgos.

Arnaiz ha recordado que los CEAS no cuentan con personal suficiente para atender la demanda creciente de prestaciones y ayudas a la dependencia, de ahí la acumulación de expedientes sin valorar. Se cuenta con 24 trabajadores sociales financiados a través del Acuerdo Marco de Servicios Sociales para ocuparse de tareas de dependencia, cuando a juicio del PSOE debería haber al menos un trabajador por cada 5.000 habitantes.

Gema Conde «miente»

Mar Arnaiz acusa a la concejal de Servicios Sociales, Gema Conde de «mentir»m en sus declaraciones sobre el programa de Ayuda a Domicilio, y le insiste en que el Ayuntamiento de Burgos solo paga por las horas prestadas. También por las que se quedan sin prestar porque los usuarios no avisan con más de 24 horas de antelación para anular el servicio, usuarios a los que se les penaliza por esta circunstancia.

Conde criticó, a principios de semana, que los trabajadores de la empresa contratada para el programa de Ayuda a Domicilio no cumplen con su jornada laboral de 35 horas semanales y que el servicio pierde horas. De ahí, ante estas «deficiencias», considera necesario que se saque un nuevo contrato, sin prorrogar el actual firmado con Valoriza.

Sin embargo, Arnaiz le explica a Conde que el número de horas perdidas ascendió a 7.766 horas de un total 194.715 en 2018, pero ninguna se ha facturado al Ayuntamiento, pues las asume la empresa, Valoriza. El total supone 4 horas por trabajador (son unos 170) al mes y Burgos solo paga por las horas que se han prestado realmente, o aquellas que no se han anulado a tiempo, con una recarga para lo susuarios, reitera la concejal socialsita.

A su juicio, Conde debería preocuparse de otras cuesiontes como, por ejemplo, modificar la ordenanza fiscal reguladora de los precios de Atención Domiciliaria. Desde el uno de enero podría rebajar el co-pago de la ayuda a domicilio y la teleasistencia, poniendo incluso la gratuidad en las rentas más bajas. Y no se ha hecho nada, asegura la socialista.

Además, el Ayuntamiento no ha cumplido con su compromiso de cubrir las bajas de los trabajadores, pese a que cuenta con financiación para ello, y tendrá que devolver 40.000 euros de los 1,2 millones asignados por el Acuerdo Marco para la financiación de personal técnico, pues no se ha invertido en 2018 como se debía. A Javier Lacalle «le falta mucha sensibilidad ante el sufrimiento de las familias» de Burgos, y su gestión municipal ha «deteriorado los Servicios Scoiales» en estos años.

De hecho, la falta de personal hace que el tiempo media de resolución de las peticiones de dependencia duplique el plazo máximo comprometido en el Acuerdo Marco, que es de 30 días. El tiempo media es de 58 días, con acumulaciones de hasta 73 días en CEAS como Gamonal-Las Torres. Además, en todos los CEAS se superan los 30 días, insiste la concejal socialista.

Estos problemas están también detrás de la renuncia de algunos usuarios a servicios como la Ayuda a Domicilio, pues también se tarda mucho en resolver los expedientes y las familias acaban por buscar otros recursos alterantivos. Arnaiz insiste en que no hay razón para no contratar más personal ni cubrir las bajas, pues se cuenta con dinero para ello y también con personal dispuesto a trabajar, aun cuando no hubiese bolsa de empleo, pues los responsables de la Gerencia de Servicios Sociales se han ofrecido a hacer una nueva bolsa.

Más información