Cerca de 24.000 burgaleses están en riesgo de sanción por no tener los impuestos domiciliados

Las oficinas del Ayuntamiento llevan días colapsadas/IAC
Las oficinas del Ayuntamiento llevan días colapsadas / IAC

El miércoles 26 de junio termina el plazo para pagar los tributos municipales y, de no hacerlo, sufrirán una sanción de un 5% del importe del impuesto, más intereses, según el tiempo transcurrido

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Cerca de 24.000 burgaleses podrían sufrir, a partir de este jueves 27 de junio, una sanción administrativa por no haber pagado sus impuestos municipales a tiempo. Así lo ha advertido esta mañana la vicealcaldesa de Burgos, Nuria Barrio, quien ha lamentado que el anterior equipo de Gobierno del PP, no advirtiera por escrito a los usuarios de que los recibos emitidos por el Ayuntamiento el año pasado en papel serían los últimos que llegarían al buzón.

Dado que aproximadamente 24.000 burgaleses no tienen domiciliado el recibo del IBI, basuras, rodaje, etcétera, están en riesgo de recibir una sanción económica del 5% del importe en cuestión, más intereses, en caso de dilatarse durante varios días. El primero de los impuestos que vendrá con recargo es el IBI, cuyo periodo voluntario finaliza este miércoles 26 de junio.

Para no llegar a recibir la sanción, los vecinos deberán de pasar por el Ayuntamiento en horario de 9:00 a 14:00 horas y sin necesidad de cita previa, para solicitar un duplicado de su recibo con el que acudir a una entidad bancaria y abonarlo.

La ausencia de comunicación en papel responde a la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y el nuevo equipo de Gobierno está tratando de dilatar el plazo de pago unos días a través del concejal de Hacienda, David Jurado. Si bien, Barrio ha reconocido que ampliar el plazo «es muy difícil para este supuesto, que podía haber sido previsto».

Más información

Finalmente, la vicealcaldesa ha lamentado esta situación porque «lo razonable habría sido enviar una comunicación escrita a los usuarios, haciéndoles saber que era el último año que se enviaría por escrito». Asimismo, ha señalado que hay muchos vecinos que se creen que tienen los impuestos domiciliados y no es así, especialmente en el caso de los que corresponden a bienes de personas fallecidas, que han sido heredados por sus familiares.

Temas

Burgos