Ciudadanos solicita un Pleno Extraordinario sobre el Estado de la Ciudad

Gloria Bañeres y Vicente Marañón. /BC
Gloria Bañeres y Vicente Marañón. / BC

La formación liberal presentará una proposición para que la ciudad adopte un modelo de baldosa característico al estilo de 'La Bilbaína'

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos ha presentado una proposición para que el alcalde convoque un Pleno Extraordinario sobre el Estado de la Ciudad para que todos los grupos puedan dar su opinión sobre la 'verdadera' situación de la capital burgalesa y del ayuntamiento.

La concejala del partido liberal Gloria Bañeres ha criticado «la falta de cumplimiento de los principios de objetividad, veracidad, libre concurrencia, transparencia, eficacia y eficiencia fijados en la Ley», refiriéndose a la campaña publicitaria realizada por los populares con fondos municipales «con una evidente finalidad partidista y propagandista», bajo el lema 'Burgos, ciudad líder' visible en los soportes del mobiliario urbano de la ciudad y en distintos medios de comunicación.

También ha acusado a Lacalle de «hacerse autobombo, relacionando una serie de mensajes electoralistas sobre fondo azul, induciendo al destinatario a imputar a su partido los logros que recoge, en la mayor parte sin respaldo objetivo alguno. El candidato Lacalle parece Franco inaugurando pantanos, una foto al día en una obra».

Lo más grave para la política del partido naranja es que «se han utilizado los elementos del mobiliario urbano que debían ser soporte de una campaña contra la violencia de género, que se ha retirado de forma anticipada para ser sustituida por esta campaña con tintes electoralistas».

Por su parte, Vicente Marañón ha presentado una propuesta en la que pide al Pleno que adopte un modelo de baldosa característico, al estilo de 'La Bilbaína', que forme parte de la imagen de la ciudad. El concejal aclara que esa baldosa tiene que ser «evocadora de Burgos y única».

Marañón ha aprovechado para el excesivo abanico de baldosas con tamaños diferentes, colores dispares y dibujos variados, distribuidas por la ciudad. «Esta diversidad no parece responder a ningún criterio prefijado, ni a ninguna exigencia concreta; tampoco es capaz de conformar una imagen de ciudad».

Según el edil, «la disponibilidad de una baldosa de referencia haría posible planificar la utilización de nuevos materiales, más resistentes, menos contaminantes y mejor adaptados a la climatología de la ciudad y a las necesidades de cada calle» e incluso habla de la posibilidad de que puedan ser iluminadas en zonas estratégicas de la ciudad ya que «la tecnología existe, es viable y asumible. Solo es necesario disponer de un icono que iluminar y ése puede ser la baldosa de Burgos».

 

Fotos

Vídeos