Vox descarta por el momento una moción de censura

Ángel Martín, acompañado de Fernando Martínez-Acitores e Iñaki Sicilia. /GIT
Ángel Martín, acompañado de Fernando Martínez-Acitores e Iñaki Sicilia. / GIT

El portavoz de la formación, Ángel Martín, insiste en que los acontecimientos de las últimas semanas reafirman que su decisión de no apoyar la candidatura de Cs fue la correcta

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La hipotética moción de censura que lleva sobrevolando sobre el Ayuntamiento de Burgos desde el pleno de investidura tendrá que esperar. Así lo ha dejado claro el portavoz de Vox, Ángel Martín, que se ha reafirmado en la postura que adoptó su grupo en dicha sesión plenaria, la cual permitió al PSOE alcanzar la Alcaldía.

En este sentido, los miembors de Vox han reconocido no estar «cómodos con un gobierno socialista». Sin embargo, la alternativa a su juicio era peor. «De haber apoyado al candidato de Ciudadanos, la situación ahora sería insostenible» ha subrayado Martín.

A partir de ahí, los acontecimientos de las últimas semanas, con declaraciones cruzadas entre Vicente Marañón y Javier Lacalle a respecto del candidato que debería promover una hipotética moción de censura han reafirmado a Martín, que considera que en junio actuaron con «responsabilidad».

En este sentido, ha añadido, la formación «ni siquiera ha planteado el escenario» de una moción de censura. «En estos momentos, hablar de esa posibilidad es un error. Antes de correr hay que andar», ha asegurado el portavoz al tiempo que insistía en la necesidad de «alcanzar acuerdos» con PP y Cs. Incluso, reconocen, con el PSOE. Sí, no están «cómodos» con los socialistas, pero «lo importante es que Burgos siga avanzando».

No a las subvenciones para cooperación al desarrollo

El poratvoz de Vox en el Ayuntamiento de Burgos, Ángel Martín, ha aprovechado hoy su presencia ante los medios para criticar la política de concesión de subvenciones para cooperación al desarrollo implantada desde hace años en el Consistorio burgalés.

Y es que, a su juicio, esa «no es una competencia municipal», no directa ni indirecta, por lo que no debería promoverse por el Ejecutivo local. «No está prohibido» que los Ayuntamientos concedan subvenciones en este sentido, pero esa es una competencia directa de la Administración Central y el hecho de que también se lleve a cabo en otras administraciones implica una «dispersión».

En este sentido, Martín asegura comprender y compartir la «buena voluntad» de los gobiernos del PP y el PSOE, pero su grupo está votando en contra de todos los expedientes en esta materia al entender que «los impuestos de los burgaleses no son para esto». Según sus cálculos, entre subvenciones directas e indirectas, el Ayuntamiento moviliza alrededor de 1 millón de euros cada año en esta materia.