Las direcciones del PP y Vox en Madrid analizan qué respuesta dan a lo ocurrido en el Ayuntamiento de Burgos

Durante la sesión plenaria, Ángel Martín (Vox), atendió varias llamadas. /APM
Durante la sesión plenaria, Ángel Martín (Vox), atendió varias llamadas. / APM

Los dos concejales de Vox votaron al candidato de su partido, con lo que Marañón (Cs) no sumó mayoría absoluta y fue investido alcalde De la Rosa (PSOE) por ser la lista más votada

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Según informa EFE, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha indicado este domingo que las direcciones del PP y de Vox están analizando qué respuesta dan a lo ocurrido en el Ayuntamiento de Burgos, después de que la formación de ultraderecha facilitara la investidura del candidato socialista.

«Entra dentro de la normalidad que pudiesen producirse errores (...) Veremos si estas desviaciones han sido hechos voluntarios y conscientes«, ha señalado en una entrevista en la Cope.

Además, García Egea ha sentenciado este domingo que él no recibe «instrucciones de Francia» y que Vox «es necesario en la ecuación» para formar los «gobiernos de la libertad» en muchos municipios a los que, ha subrayado, no se les puede achacar «ni un pero».

«Yo recibo instrucciones desde la Gran Vía de Madrid, la Diagonal de Barcelona o cualquier otra calle del territorio español; yo no recibo instrucciones en ningún caso desde Francia porque mis electores son españoles y son ellos ante quienes tengo que rendir cuentas del trabajo que hago», ha afirmado en la entrevista.

Lo ha hecho al ser preguntado por la advertencia lanzada a Ciudadanos por el presidente francés, Emmanuel Macron, de que cualquier alianza con Vox podría acarrear su expulsión del grupo parlamentario Renovar Europa (antiguo ALDE) en la Eurocámara.

«Si Macron tiene algún inconveniente se puede expresar libremente», ha dicho García Egea dejando claro que, no obstante, «Vox es necesario en la ecuación y, por tanto, hay que contar con él» para formar unos «gobiernos de la libertad» estables gracias a unos acuerdos programáticos a los que no se les puede poner «ni un pero».

Más información