La Eras de Gamonal recurre la modificación del PGOU que permitirá las torres de Quesos Angulo

Imagen de archivo de la parcela en la que se levantarán las torres/GIT
Imagen de archivo de la parcela en la que se levantarán las torres / GIT

La asociación de vecinos ha presentado recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo plenario de octubre, en el que también se rechazan sus alegaciones

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Decididos a gastar hasta el último cartucho. La asociaciones de vecinos Las Eras de Gamonal ha presentado recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Burgos, del pasado mes de octubre, por el que se aprobó definitivamente la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá levantar las torres de Quesos Angulo.

La Eras de Gamonal ya presentó alegaciones cuanto se aprobó, de manera provisional, dicha modificación. Sin embargo, fueron rechazadas por el Ayuntamiento, a través del mismo acuerdo que da viabilidad al cambio del planeamiento urbanístico, de ahí que ahora se opte por recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, siguiendo los trámites pertinentes.

Más información

La modificación permite pasar de un desarrollo urbanístico en forma de manzana cerrada a otro más acorde a los nuevos tiempos. Así, se apuesta por una manzana abierta, con tres edificios: dos torres de 13 y 16 alturas, conectadas por una tercera de 7 alturas. Esto supone un cambio con respecto a lo recogido en el PGOU hasta la actual modificación, pues en el plan diseñado por Prointec la manzana estaba cerrada por edificios de menor altura, unos seis pisos.

Para el colectivo vecinal, el cambio no se ajusta a los criterios de interés público que, conforme a la ley, ampararía esta modificación. Tampoco se cumple la Ley de Urbanismo de Castilla y León, pues al contruirse dos torres de 13 y 16 alturas se rompe con la dinámica de la zona, en la que los edificios no superan las seis alturas.

Otra de las alegaciones presentadas por Las Eras de Gamonal hacía referencia a la escasez de aparcamientos, incumpliendo el proyecto los mínimos legales. Y la afección directa, en términos de luminosidad, a las viviendas próximas se incluyó también entre las quejas, todas ellas rechazadas por los técnicos municpales.