Los granitos rojo y rosa son «equivalentes» y se da por bueno el cambio en la Plaza Mayor

Obras en la Plaza Mayor/RGO
Obras en la Plaza Mayor / RGO

Los técnicos no consideran necesario modificar el contrato, aunque Construcciones Ortega no cumpla con lo exigido en las bases del concurso

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La sustitución del granito rojo Monforte por granito rosa Porriño en los 4.000 metros cuadrados de la Plaza Mayor en fase de remodelación «no es susceptible» de modificar el contrato suscrito con Construcciones Ortega, adjudicataria del proyecto municipal. Es la opinión de los técnicos del Ayuntamiento de Burgos, transmitida esta mañana en el Consejo de la Gerencia de Fomento tras la denuncia del PSOE, sobre lo que se considera un incumplimiento del contrato.

El portavoz socialista, Daniel de la Rosa, ha explicado que los técnicos consideran «equivalentes» ambos tipos de granito, no solo en características y resistencia, que el PSOE no pone en duda, sino también de color. Y eso De la Rosa «no se puede compartir» pues «el rojo es rojo y el rosa es rosa». Además, el socialista ha vuelto a insistir en que el granito rojo Monforte está agotado en las canteras portuguesas, pero se podría encontrar en otros puntos del globo, eso sí, a un precio superior. De ahí que De la Rosa haya insistido en que «se podía haber pedido a la empresa que cumpliese el contrato», pues en su oferta se comprometía a cumplir las bases del concurso.

Más información

Al mismo tiempo, el PSOE critica que el Equipo de Gobierno acepte las explicaciones de Construcciones Ortega y su propuesta de sustituir el granito rojo Monforte por el granito rosa Porriño sin contrastar el precio de este último a través de varios proveedores. Se han limitado a solicitar presupuesto al proveedor sugerido por la adjudicataria, que les ha ofrecido los mismos datos que esta última.

Otras alternativas

Por todo ello, Daniel de la Rosa anuncia que «van a valorar si merece la pena acudir a otro tipo de vía», habida cuenta de que los técnicos dan por bueno el cambio del material, sin exigir el modificado del contrato. La vía institucional ha quedado agotada, pero existen otras posibilidades, entre ellas, el recurso administrativo, la apertura de un expediente municipal de revisión del concurso o la impugnación del contrato. De momento, el PSOE contaría con el apoyo también de Ciudadanos e Imagina.

El portavoz socialista ha insistido en que, tras los problemas detectados en la reurbanización de la Plaza de Santo Domingo, por desabastecimiento del famoso granito rojo, el proyecto de la Plaza Mayor no debería haber incluido este tipo de material. Además, una vez licitadas las obras, cualquier cambio tendría que haber conllevado un modificado del contrato, aunque supusiese retrasar la ejecución de los trabajos y con cumplir con los plazos, que marcan la conclusión de la remodelación para la primavera de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos