Guinea critica «la arbitrariedad» del IMCYT para eximir de tasas por uso de edificios culturales

Imagen de archivo de Blanca Guinea y Raúl Salinero/Patricia Carro
Imagen de archivo de Blanca Guinea y Raúl Salinero / Patricia Carro

La concejala no adscrita recuerda que la ordenanza únicamente permite el acceso libre cuando el solicitante sea un organismo público o sin ánimo de lucro y el interés de la actividad así lo aconseje

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La concejala no adscrita Blanca Guinea ha reprochado a la presidenta del Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCYT), Lorena de la Fuente, «el criterio arbitrario» a la hora de eximir del abono de las tasas por la utilización de edificios culturales de la ciudad, como el Salón Rojo del Teatro Principal, la Sala Polisón o la Sala Capitular del monasterio de San Juan.

Tras la sesión del Consejo del IMCYT que ha tenido lugar esta mañana, la edil vinculada a Podemos ha explicado que De la Fuente ha informado al resto de concejales que forman parte del órgano de los 350 decretos que, en función de las atribuciones que conlleva el cargo, ha firmado. Entre ellos se encontraban, según ha comentado Guinea, las resoluciones que han permitido a algunos usuarios no tener que pasar por caja para disfrutar de los locales.

Más información

«Hemos comprobado que el criterio para declarar exento de pago es arbitrario y depende del interés, de la opinión o de la voluntad de la presidenta», ha reiterado la concejala. Como ejemplo ha citado la Universidad de Burgos (UBU), que obtuvo libremente el monasterio de San Juan para proyectar un documental, pero también tuvo que abonar las tasas correspondientes para organizar una representación teatral.

Asimismo, ha hecho referencia a las empresas Tauroemoción o OTR, que también recibieron autorización para disfrutar de estos edificios sin pagar. Guinea ha indicado que la ordenanza permite eliminar el pago por uso en el caso de que el solicitante sea un organismo público o una entidad sin ánimo de lucro -«y ninguna de las dos empresas lo son», ha añadido- y que la actividad a desarrollar así lo aconseje. «He preguntado por el interés del Ayuntamiento y De la Fuente no me ha sabido responder en ninguno de los supuestos», ha afirmado Guinea.

Participación ciudadana 'sin tasas'

La munícipe ha abogado por la modificación de la ordenanza para la fijación de unos criterios «uniformes y de interés público» para eliminar el pago por uso de los locales del IMCYT. Según ha recordado Guinea, esta petición no es nueva, ya que unos 50 colectivos y cerca de 900 firmas pidieron oficialmente en junio cambiar tanto esta normativa como las que regulan el uso de centros cívicos y de la vía pública por los mismos motivos. «Entidades sin ánimo de lucro que organizan actividades sin ánimo de lucro pagan y empresas que sí lo tienen no pagan. La modificación es absolutamente necesaria», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos