Kronospan promueve una glorieta para mejorar los accesos en Castañares

Los accesos a Kronospan son insuficientes y la multinacional quiere ampliarlos/GIT
Los accesos a Kronospan son insuficientes y la multinacional quiere ampliarlos / GIT

Fomento aprueba inicialmente el modificado del PGOU para acometer un proyecto que ejecutará y abonará en su totalidad la multinacional

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Tras el proyecto de ampliación de sus instalaciones, que ha derivado en un aumento del volumen de camiones que acceden a la planta de Castañares, Kronospan ha optado por acometer un proyecto de mejora de los accesos en la N-120. Así, la factoría dedicada a la fabricación de tableros de madera ha promovido una intervención, que ejecutarán y abonarán en su integridad, y luego cederá al Ministerio de Fomento.

La concejal de Fomento, Ana Bernabé, ha explicado que los accesos actuales, que se realizan directamente desde la nacional, «son insuficientes». Además, generan importantes problemas de tráfico en Castañares, así que Kronospan construirá una glorieta, con accesos específicos a la planta, que tendrá un coste aproximado de 776.000 euros, según los primeros cálculos de la multinacional.

La obra exige una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, que se ha iniciado ya con la aprobación inicial en el Consejo de la Gerencia de Fomento celebrado esta mañana. Dicha aprobación tendrá que ser ratificada el viernes en el Pleno del Ayuntamiento de Burgos y, a continuación, la modificación se someterá a un periodo de exposición pública. Se recibirán alegaciones, también los informes sectoriales, antes de continuar con la tramitación para hacer efectiva la obra.

Bernabé ha recordado que el proyecto deberá somenterse al estudio de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, puesto que afecta directamente al trazado del Camino de Santiago. Por otra parte, la concejal ha insistido en que Kronospan se ha comprometido a ceder la infraestructura a Fomento, puesto que la rotonda se ejecutará sobre la N-120, una carretera de la red estatal.

Mifer

Por otra parte, Ana Bernabé ha explicado que el Ayuntamiento ha iniciado los trámites para ejecutar, de manera subsidiaria, una intervención en la nave de la antigua Mifer, ubicada en la Carretera de Arcos. Se trataría de construir un cierre perimetral, eliminar las esclares de accesos desde la calle y los rebajes asociados a los vados, lo que vendría a costar unos 40.000 euros.

La concejal ha insistido en que, si bien la instalación no está en ruinas, sí en una situación de abandono. Se han puesto en contacto con los propietarios en numersos ocasiones, pero sin éxito. Así que, para dotar de mayor seguridad a la zona, se ha iniciado ese expediente. Los propietarios todavía pueden responsabilizarse de la intervención. De lo contario, la acometerá el Ayuntamiento y les pasará la factura.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos