Lacalle minimiza la polémica por la partida económica y valora la aprobación del proyecto del cívico de Río Vena

Los usuarios del centro cívico continúan pasando frío/GIT
Los usuarios del centro cívico continúan pasando frío / GIT

El alcalde insiste en que, más allá de polémicas, «lo importante» es que el proyecto se ha sacado «en un tiempo récord»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha querido hoy restar importancia a la polémica suscitada por la 'desaparición' de la partida económica comprometida en 2017 para iniciar la reforma del centro cívico de Río Vena, insistiendo en que «lo importante» es que el proyecto ha iniciado sus trámites «en un tiempo récord». «El proyecto se aprobó a mediados de octubre» y el Consistorio ya ha puesto en marcha el expediente administrativo para contratar las obras, ha recordado Lacalle.

Así, el primer edil ha querido huir de mayores polémicas entre los concejales de su equipo de Gobierno, sacando a colación el último informe del Interventor, que determina que, a pesar de estar comprometida, en el presupuesto de 2017 nunca existió una partida económica para inicair el proceso. Una partida cuya inclusión, en todo caso, «no hubiera aportado absolutamente nada». Y es que, según ha subrayado Lacalle, la obra se acometerá sí o sí en 2018, por lo que de nada hubiera servido contar con 150.000 euros en 2017.

Con todo, el alcalde insiste en su planteamiento. «Lo que me ocupa y preocupa» es cumplir con los compromisos adquiridos en la campaña electoral. Unos compromisos que, en el ámbito de los Servicios Sociales, se circunscribían a la puesta en marcha del proyecto del centro cívico de Fuentecillas y a la reforma del de Río Vena. Y ambos proyectos iniciaron ayer su trámite. Además, subraya, el proyecto de Río Vena es «muy ambicioso», como así lo demuestran los 600.000 euros planteados para su ejecución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos