El mantenimiento de zonas públicas y la mejora ambiental de Burgos darán empleo a 33 personas

El Cerro de San Miguel, durante unas labores de limpieza anteriores./Patricia Carro
El Cerro de San Miguel, durante unas labores de limpieza anteriores. / Patricia Carro

Los trabajos a realizar por los trabajadores se divide en control y vigilancia ambiental y mantenimiento y limpieza de los suelos rústicos y urbanos

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Ayuntamiento de Burgos contratará a 33 personas para acondicionar zonas públicas de esparcimiento deterioradas en zonas urbanas de la ciudad y en el Cinturón Verde. Estos puestos de trabajo, que tendrán una duración de seis meses, forman parte del Plan de Empleo de 2019, que está subvencionado con el Plan Anual de Políticas de Empleo de Castilla y León de este ejercicio.

Siete de los empleados serán informadores ambientales. Sus funciones serán explicar la normativa vigente a los usuarios de los puntos limpios industriales de la ciudad, elaborar un inventario de espacios con pintadas vandálicas, participar en las actividades del servicio de Medio Ambiente y Sanidad del Consistorio burgalés. Además, deberán cubrir las ausencias del peón que atiende el centro de aves.

16 trabajadores se dedicarán al mantenimiento y limpieza del suelo rústico de la capital del Arlanzón. Estarán divididos en dos cuadrillas de ocho personas, de las cuales uno será un oficial de segunda y cuatro peones. Se ocuparán de mejorar el estado fitosanitario de las masas y su estado vegetativo, de reducir el riesgo de incendios y de facilitar el uso social de los espacios forestales municipales por los ciudadanos.

Actuarán en el entorno de la carretera de subida a la Cartuja de Miraflores, en el camino de San Juan de los Olmos (Villímar), en las inmediaciones del campo de tiro, Fuentes Blancas, Villatoro y Villalonquéjar, y en la pradera de Cótar, el Cerro de San Miguel y el Cinturón Verde.

Las diez personas restantes se aplicarán en la limpieza de pintadas vandálicas, desbroces y acontecimiento de parcelas municipales. Igualmente, el personal estará dividido en dos grupos compuestos por cuatro peones y un oficial de primera.

Llevarán a cabo su trabajo en zonas en las que no actúan los servicios contratados por el Ayuntamiento de Burgos, como el entorno de la casa cuartel de la Guardia Civil, el depósito de vehículos, el sector 7 - Fuentecillas, las calles Laberinto de la Fortuna, Averroes, Francisco Salinas o Vicente Aleixandre o algunas parcelas de Villímar.