Mujeres jóvenes y universitarias, perfil del nuevo voluntario

La Oficina del Voluntariado cumple diez años celebrando su día internacional/PCR
La Oficina del Voluntariado cumple diez años celebrando su día internacional / PCR

La Oficina del Voluntariado de Burgos cumple diez años con el reto de adaptarse a la nueva realidad social y tecnológica

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Es la más antigua de Castilla y León. La Oficina de Atención al Voluntariado de Burgos cumple una década, diez años orientando y encauzando «una forma de ser» única, que va más allá de la realización de acciones solidarias. La capital cuenta con 73 entidades de voluntariado, social, medioambiental o deportivo, y son miles las personas que colaboran con alguna de ellas.

Idoia Larrea, la responsable de la Oficina del Voluntariado, ha recordado que, cuando nacieron, en Burgos solo estaban registradas 47 entidades. Sin embargo, los cambios en la regulación del voluntariado ha permitido incluir en el catálogo organizaciones de ámbito medioambiental, por ejemplo, lo que ha incrementado el número de registros. Y es que el voluntariado no es solo social.

Larrea reconoce que el 78 por ciento de las 73 entidades responden a la idea generalizada de voluntariado social, pero también se cuenta con un 8 por ciento dedicado a cooperación al desarrollo o un 3 por ciento al medio ambiente. Igualmente, un 10,5 por ciento del voluntariado es deportivo, y reclaman también su reconocimiento como tal.

Día Internacional del Voluntariado

Con motivo del Día Internacional del Voluntariado, que se conmemora este 5 de diciembre, 'La Estación' acogerá el próximo 14 de diciembre una jornada entre lúdica y formativa. Se organizarán cuatro talleres sobre el mundo emocional, las iniciativas políticas, el juego como herramienta de voluntariado y la creatividad. Además, se inaugurará una exposición para visibilizar la realidad del voluntariado, que se podrá visitar hasta finales de enero, y se realizará un acto de encuentro social.

El objetivo es poner en valor la acción voluntaria, entendida como algo más que la realización de tareas solidarias. Yolanda Mediavilla, del Consejo Sectorial del Voluntariado, ha recordado que ser voluntario es una «forma de ser», un reflejo de una conciencia social. Por ese motivo, la jornada festiva, en horario de tarde, pretende animar a los burgaleses a que se hagan voluntarios, así como a las administraciones, universidades y empresas a que apuesten por esta forma de vivir.

En una década no solo ha cambiado la catalogación, sino también el perfil del voluntario. En Burgos, con datos del estudio realizado en 2005, el voluntario más habitual era un hombre de más de 65 años. Sin embargo, ahora siete de cada diez voluntarios que se acercan por primera vez a la oficina son mujeres, de unos treinta años y con formación universitaria.

Las acciones con las que más «apetece» colaborar son las relacionadas con las personas con dispacacidad, los inmigrantes o refugiados e infancia y juventud. Desgraciadamente, la atención a los mayores es de lo menos atractivo, ha apuntado Larrea, si bien es cierto que se nota un cambio de tendencia.

Nuevas realidades

El voluntariado se enfrenta, en 2017, a uno de los cambios sociales (y tecnológicos) más importantes que ha experimentado la humanidad. Tiene que interpretar la realidad presente para adaptar la sociedad a las nuevas necesidades de las personas. Y aquí la educación juega un papel destacado, porque los jóvenes no son el futuro sino que son el presente de nuestra sociedad, ha insistido Larrea.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos