El Paseo de Fuentecillas se remodela con una inversión de 250.000 euros

Blasco muestra a los medios los detalles de la intervención/PCR
Blasco muestra a los medios los detalles de la intervención / PCR

El Ayuntamiento acomete una obra entre la rotonda de San Amaro y el Paseo de la Isla para renovar aceras, aparcamientos y suministros

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Una obra menor, en cuanto a inversión, pero de gran importancia para el día a día de los vecinos. El Ayuntamiento de Burgos acaba de iniciar un proyecto de remodelación del Paseo de Fuentecillas entre la glorieta de San Amaro y la calle Tenería, en el límite con el Paseo de la Isla, que contará con una inversión de 250.000 euros.

La portavoz municipal, Carolina Blasco, ha explicado que la actuación se centra en la acera contraria a la que discurre paralela al Parque de La Isla, y tendrá una duración aproximada de cuatro meses. Durante este tiempo, la Brigada de Obras municipal, con suministros de Aguas de Burgos, renovará la acera y los aparcamientos.

Igualmente, se intervendrá en la red de abastecimiento y suministro, de modo que el Paseo de Fuentecillas estará renovado para el otoño, ha apuntado Blasco. La obra es una más de las intervenciones, menores, que realiza de manera periódica el Ayuntamiento a través de la Brigada de Obras y de Aguas de Burgos, en labores de mantenimiento.

No entra en ninguno de los proyectos pactados entre PSOE y PP para las modificaciones de crédito que han permitido contar este año con un presupuesto municipal, en base a la prórroga del documento de 2017. Precisamente, el portavoz socialista Daniel de la Rosa ha criticado, una vez más, que las inversiones incorporadas por el PSOE son las que llevan mayor retraso en la tramitación, y que únicamente las impulsadas por el PP se están realizando.

Retrasos

Por ello, el PSOE exigirá la comparecencia en el Consejo de la Gerencia de Fomento del concejal Jorge Berzosa, coordinador de los proyectos de inversión, y técnicos municipales. Los socialistas quieren saber qué está ocurriendo para que los expedientes sigan retrasándose, y la portavoz insiste en que las exigencias recogidas en la nueva ley de contratos públicos son las responsables de la «ralentización» de la tramitación los contratos.

Blasco ha insistido en que «tal vez se percibe que las obras no van al ritmo querido», pero no es porque el Equipo de Gobierno las esté retrasando, sino porque los técnicos tienen que cumplir con mayores exigencias, y está costando integrar el nuevo sistema de contratación pública. La portavoz ha asegurado que «no hay razones» para las críticas del PSOE, pues «todos estamos interesados en que la ciudad avance».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos