Pistoletazo de salida a las obras de modernización y mejora del barrio de Capiscol

La actual pasarela desaparecerá para dejar paso a una de similares caracaterísticas a la que atraviesa el Arlanzón a la altura del Gran Teatro /AIA
La actual pasarela desaparecerá para dejar paso a una de similares caracaterísticas a la que atraviesa el Arlanzón a la altura del Gran Teatro / AIA

Las obras se inician este mismo viernes y se ejecutarán en los próximos doce meses | La inversión asciende a casi 2 millones de euros

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

El barrio de Capiscol cambiará de aspecto -y mucho- durante los próximos doce meses. Las propuestas de los vecinos de la zona pasarán del plano a la realidad. Javier Lacalle, alcalde de Burgos, ha informado sobre las actuaciones que comenzarán a partir de esta viernes -el acto de replanteo se ha firmado este jueves- y que se alargarán durante el próximo año. Tres serán las áreas en las que se va actuar, la primera y más importante la calle Real, en segundo lugar, el polideportivo Carlos Serna y concluirán las actuaciones con una nueva plataforma que comunicará el paseo de la Quinta con el parque Jorge Villalmanzo.

Una remodelación integral del barrio de Capiscol en la que se invertirán 1.816.000 euros y que llevará a cabo la empresa Herrero Temiño. En este conjunto de actuaciones que abarcarán más de 15.500 metros cuadrados, se crearán 2.500 metros de zona verde y 1.600 metros cuadrados de aparcamiento, pero también se ganarán, por ejemplo, 130 metros cuadrados de carril bici. «La idea es que la rehabilitación esté concluida al inicio de la primavera del próximo años», ha explicado el alcalde.

Además, ha querido recordar que estas obras se engloban dentro de la transformación de la zona más cercana a la calle de los Derechos Humanos. De esta forma, se convierte en la tercera actuación llevada a cabo alrededor de esta vía, tras la rotonda del Peregrino y los nuevos puentes del Bulevar hacia Fuente Prior.

Remodelación y mejoras

Las tres actuaciones se desarrollarán de forma simultánea y comenzarán este mismo viernes -ya no se podrá aparcar en el aparcamiento de la calle Real-. La primera de las operaciones tendrá como eje la central la calle Real. Contará con un aparcamiento -en vez de un parque como se había contemplado en un principio por petición de los vecinos- en la intersección con la calle Antonio García Martín. Actualmente, la calle Real es de doble sentido de circulación, tras las obras se verá modificado y solo tendrá un solo sentido «para facilitar precisamente los aparcamientos». Este hecho repercutirá en el ancho de las aceras y ayudará a dar continuidad al Camino de Santiago que recorre la calle Real hasta llegar al Camino Negro.

La segunda es «fundamental», según las palabras de Lacalle. Se trata de una «mejora importante» del entorno del polideportivo Carlos Serna. Esta área se urbanizará por completo y se mejorará el acceso al Bulevar y el vial hacia la carretera Logroño. Además, se ha proyectado un aparcamiento en batería y se acondicionarán las zonas más deterioradas.

Estas dos se complementarán con una plataforma que atravesará el río Arlanzón. La prologación de la calle Antonio García Martín se verá completada con esta nueva plataforma desde el parque Jorge Villalmanzo hasta el Paseo de la Quinta. Las características de esta estructura serían my parecidas a las del Gran Teatro. Su ancho es variable desde 5 metros en el centro de la pasarela hasta los 7,09 en ambos extremos. En el caso de esta última actuación podría verse finalizada a finales de este 2019.