Podemos defiende las condiciones del servicio de Ayuda a Domicilio

Blanca Guinea y Raúl Salinero, concejales de Podemos. /GIT
Blanca Guinea y Raúl Salinero, concejales de Podemos. / GIT

Guinea insiste en que si se apuesta por un nuevo pliego se han de mantener las condiciones laborales de las trabajadoras

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La concejala no adscrita Blanca Guinea, vinculada a Podemos, ha salido hoy al paso de las críticas vertidas ayer mismo a respecto del servicio municipal de Ayuda a Domicilio por la responsable del área de Servicios Sociales, Gema Conde, que aseguraba que el servicio presentaba «disfunciones».

Lejos de aceptar tales planteamientos, Guinea ha querido poner en valor el pliego sobre el que se sustenta el servicio, que a su juicio supone una mejora sustancial respecto del anterior. Dicho pliego, ha recordado, salió adelante por la postura común adoptada por la oposición municipal.

De hecho, ha insistido, uno de los aspectos más cuestionados ayer por Conde, vinculado a los precios públicos que pagan los usuarios de las rentas medias, ya se puso sobre la mesa tiempo atrás y el PP lo descartó. «Propusimos una bonificación del 15%» de los precios para estos usuarios, ha subrayado Guinea.

Con todo, la concejala de Podemos ha asegurado que su grupo no tiene «interés» en que la actual empresa continúe desarrollando el servicio a través de la prórroga del contrato. Es más, cabe la posibilidad de que sea «necesario» acometer un nuevo pliego al superarse el presupuesto destinado para tal fin. Eso sí, «un nuevo pliego no puede ser la oportunidad para igualar a la baja las condiciones laborales de las auxiliares» del servicio en Burgos, que cuentan con uno de los mejores convenios de Castilla y León. Y es que, ha insistido, eso repercutiría en la «calidad del servicio».

Sea como fuere, Guinea ha querido desmentir otras afirmaciones de Conde, asegurando que el Ayuntamiento no está pagando el arrastre de horas. «Lo asume la empresa», ha subrayado.