Las pruebas de las oposiciones para la Policía Local arrancarán el 9 de abril

Las pruebas arrancarán en la sede de la Policía Local. /
Las pruebas arrancarán en la sede de la Policía Local.

La Concejalía de Personal confía en que los nuevos agentes puedan entrar en el segundo curso formativo que está preparando la Junta en septiembre y paliar cuanto antes las bajas por prejubilacion

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Ya hay fecha. El próximo 9 de abril a las 13 horas comenzarán las pruebas vinculadas a la convocatoria de plazas para la plantilla de la Policía Local. En principio, dichas pruebas se llevarán a cabo en las propias instalaciones del cuerpo municipal y deberían desarrollarse en apenas unos días, lo que permitirá que los agentes seleccionados puedan entrar en el segundo turno de formación que está preparando la Junta de Castilla y León en Ávila.

En total, a la convocatoria se han presentado 265 personas, de las que 56 han sido excluidas por no cumplir con los requisitos. La inemnsa mayoría de los aspirantes aceptados en el proceso (203) se presentarán en la modalidad de turno libre, en la que hay consignadas 13 plazas. Otros seis aspirantes han sido aceptados en el turno de movilidad, el cual tiene consignadas cinco plazas. De esta forma, el Consistorio da carta de naturaleza a la convocatoria de las 18 plazas previstas en la Oferta de Empleo Público de 2017 y 2018.

El objetivo primordial pasa por desarrollar las pruebas en tiempo y forma para que los nuevos agentes puedan acudir al curso extraordinario de formación que está preparando la Junta en la Academia de Policía de Ávila.

Normalmente, sólo hay un turno al año para este menester, pero la entrada en vigor de las nuevas condiciones de acceso a la prejubilación para los policías locales ha generado un importante desequilibrio en buena parte de los cuerpos municipales de toda España. Solo en Burgos, a lo largo de este año se prejubilarán 33 agentes -varios de ellos ya lo han hecho- a medida que vayan cumpliendo los requisitos planteados en la nueva norma.

Esta circunstancia ha motivado que la Junta prepare un curso extraordinario, que en principio se llevará a cabo en septiembre. Si los nuevos agentes burgaleses llegan a tiempo -tienen que ser inscritos antes del 15 de junio- entrarán en ese turno extraordinario, que se prolongará seis meses. Esto es, que hasta 2020 no se incorporarán formalmente al cuerpo.

Mientras tanto, el Ayuntamiento ya ha comenzado a tramitar los proesos de promoción interna necesarios para cubrir las prejubilaciones y vacantes en la cadena de mando.