El PSOE clama contra la «dejación» de Lacalle al frente de Promueve Burgos

Promueve Burgos es la sociedad instrumental del Ayuntamiento. /
Promueve Burgos es la sociedad instrumental del Ayuntamiento.

Los socialistas critican que la sociedad de promoción del Ayuntamiento tiene «muchos temas pendientes»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El concejal socialista David Jurado ha criticado hoy la «dejadez» del alcalde, Javier Lacalle, en torno a la sociedad Promueve Burgos, de la que también es presidente. Y es que, según Jurado, el alcalde mantiene una actitud de «abandono» respecto a la sociedad municipal de promoción, que no se convoca con la frecuencia necesaria y arrastra «muchos asuntos pendientes».

En este sentido, el concejal socialista ha hecho especial hincapié en el hecho de que todavía no se haya tratado la resolución del concurso para el logotipo, a pesar de que al menos uno de los participantes en el mismo ha confirmado su intención de acudir a los tribunales a la vista del retraso acumulado.

Ese simple ejemplo sirve para demostrar, según Jurado, que Lacalle «nunca quiso esta sociedad», que se constituyó con el objetovpo de poner fin a los «chiringuitos» que tenía el PP a través de la «administración paralela».

Sea como fuere, esta misma tarde hay reunión del Consejo de Administración de la sociedad, que inicialmente aprobará la aportación municipal para el Fin de Semana Cidiano (70.000 euros), y para el Burgos BH (200.000 euros integrados en un solo expediente). Tamabién se prevé aprobar la participación del Ayuntamiento en el 'HUB' Polo Positivo impulsado por varias empresas locales (5.000 euros) y la cesión de sendos espacios en el Fórum para la instalación de la muestra 'aTémpora'.

Mención aparte se merce la presencia en el orden del día del consejo de la aprobación de la justificación de la subvención condedida en su día a los organizadores del Creator Content Congress, que los socialistas rechazan. Se trata del 40% de la subvención, valorada en 16.000 euros y cuya concesión, según Jurado «fue un error» a la vista de la «escasa repercusión» del congreso.