El PSOE critica al PP por «inflar» las cuentas municipales y gastar más de lo que ingresa

Imagen de archivo de Fernández Santos en rueda de prensa/BC
Imagen de archivo de Fernández Santos en rueda de prensa / BC

Antonio Fernández Santos explica que la Cuenta General de 2017 muestra un «desfase» en la previsión de ingresos, que fueron 3 millones menos que los gastos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El PSOE vuelve a criticar al Equipo de Gobierno del Partido Popular por su gestión económica al frente del Ayuntamiento de Burgos. Conocida la Cuenta General de 2017, que se ha debatido esta semana en la comisión especial de cuentas, Antonio Fernández Santos denuncia que los 'populares' «inflan» los ingresos municipales y, además, gastan más dinero del que ingresan.

Así, la previsión de ingresos en 2017 alcanzaba los 252 millones de euros, pese a que los derechos reconocidos se quedaban en 193 millones. Ya en el presupuesto se incluyó un «desafase» de 58,6 millones por exceso de previsión, un «error monumental», a juicio del socialista, que debería servir al Equipo de Gobierno para aprender a «ajustar» más la cuentas municipales, sin «inflarlas».

Sin embargo, ese no es el único desfase que se desprende de la Cuenta General, pues en la liquidación del presupuesto de 2017 se recogen gastos por valor de 196,4 millones, cuando se ingresaron 193. Así, el Ayuntamiento gastó 3,1 millones de euros más de los que ingresó, pero la liquidación sale positiva al sumar el remanente de Tesorería de 2016, es decir, los ahorros de años anteriores.

Y a todo ello se le suma que se dejaron de gastar 55,5 millones, de los cuales 25 estaban presupuestados para inversiones que no se acometieron. Fernández Santos critica el «deterioro» al que el PP está sometiendo el Ayuntamiento de Burgos y su falta de compromiso con la gestión municipal, y asegura que «el Ayuntamiento tiene que recaudar más».

Más ingresos

Ello se consigue reforzando el Órgano de Gestión Tributaria para «perseguir» a los morosos con el Ayuntamiento, cobrando las deudas y sus intereses, y también ampliando la plantilla del servicio de inspección de tributos. La tercera medida pasaría por reducir los gastos superfluos y poder seguir invirtiendo en el desarrollo de la ciudad. Para Fernández Santos estos son pilares fundamentales de la gestión económica municipal, ahora que el Ayuntamiento cuenta con una deuda «perfectamente asumible» de 50 millones de euros.

Eso sí, el socialista recuerda que la deuda de los consorcios del Desvío y Villalonquéjar sigue pendiendo sobre el Ayuntamiento, pese a los convenios de reestructuración, pues cualquier cambio en la calificación administrativa de los mismos podría obligar al Consistorio a asumir íntegramente sus deudas. Así, a los 50 millones de deuda municipal se le suman 75 millones comprometidos en los consorcios, pero el global supondría un incremento en 240 millones, «el gran peligro» al que se enfrenta la ciudad, ha apuntado el socialista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos