Reforzar los servicios de nutricionismo y psicología, principales demandas de Alcer

Imagen de la firma del convenio/AIA
Imagen de la firma del convenio / AIA

El Ayuntamiento y Alcer firman un convenio de colaboración por el que la asociación recibirá 12.000 euros para sus servicios a afectados por enfermedades renales

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La Asociación para la lucha contra las enfermedades renales (ALCER) quiere seguir mejorando en los servicios que ofrece a todos los enfermos de Burgos. Para «seguir creciendo», ha asegurado el presidente de la asociación, Antonio Ortiz, es necesario reforzar varias asistencias.

«El papel de la nutricionista está siendo fundamental desde su implantación este año». Por ello, quieren ampliar su horario porque el servicio «está saturado». Además, ha recordado que la enfermedad renal «es crónica». Por este motivo, quiere incorporar un «psicólogo que les vaya mentalizando de que hay que sobrellevarlo de la forma más cómoda posible». Actualmente, cuentan con esta ayuda gracias a Fedisfibur. El futuro pasa por tener un psicólogo propio, «para atender personalmente a los enfermos, pero también a sus familias».

Primera colaboración

El Ayuntamiento de Burgos y Alcer han firmado, por primera vez, un convenio de colaboración. Se ha cerrado por un total de 12.000 euros durante este 2019, que servirán para reforzar las actividades que ya se venían llevando a cabo con anterioridad como mesas informativas, conferencias o coloquios.

La divulgación y la sensibilización para «dar a conocer la existencia de este tipo de enfermedades» es otro de las finalidades que persiguen y por supuesto, también la prevención. Además, se centrarán en las diferentes actividades en «mentalizar a todos los burgaleses de que la trasplantes es que uno de los remedios más importantes que tenemos», ha explicado Ortiz.

En la actualidad, Alcer suma 200 socios, pero atiende a un total de 800 enfermos renales entre capital y provincia.