Salinero y Guinea apuestan por un «cambio de ruta» en la gestión del Hangar

Centro de Creación Musical El Hangar./JAQ
Centro de Creación Musical El Hangar. / JAQ

Los concejales no adscritos vinculados a Podemos proponen una bajada de los precios de los alquileres de las salas, un mayor control desde el Ayuntamiento y un aumento en la formación

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los concejales no adscritos vinculados a Podemos en el Ayuntamiento de Burgos, Raúl Salinero y Blanca Guinea, han presentado al equipo de Gobierno una serie de propuestas para incluir en el pliego de condiciones que regirá la adjudicación de la gestión del Centro de Creación Musical El Hangar. El acuerdo entre el Consistorio y el actual responsable acaba en junio y desde la formación morada se muestran contrarios a su prórroga.

«Este fin de contrato tiene que suponer un cambio de ruta en la gestión del Hangar», ha asegurado esta mañana Guinea. Las peticiones de Podemos, que han sido elaboradas tras hablar con grupos de la ciudad, giran en torno a tres puntos: aumento de la formación a los músicos, bajada de los precios de los alquileres de las salas y mayor control desde el Ayuntamiento.

Para la edil no adscrita, el gestor que se haga cargo de las instalaciones que antiguamente guardaban material ferroviario tiene que apostar por la enseñanza y la producción musical, pero también debe de ofrecer a las bandas una formación en gestión, administración, comunicación y marketing. Asimismo, Guinea ha pedido que el contratista tenga que elegir a teloneros burgaleses y que tenga la obligación de pagar a todos los artistas que actúen en el centro de creación musical. «No puede ser que bandas de nuestra ciudad generen un beneficio al gestor y no cobren un mínimo. Creemos que es de justicia», ha agregado la munícipe.

Por otro lado, la concejala ha abogado porque los músicos puedan alquilar, por un coste menor y con descuentos adicionales, todas las instalaciones y tener la posibilidad de utilizar solo media sala principal cuando los interesados así lo requieran. Además, ha sugerido mejorar la versatilidad del edificio abriéndolo al tejido cultural de Burgos, vincularlo con el cercano edificio de La Estación, un inmueble dedicado al ocio infantil, juvenil y de nuevas tecnologías, para facilitar sinergias entre ambos y estudiar la posibilidad de habilitar nuevos locales de ensayo en unos edificios municipales ubicados a pocos metros para cubrir toda la demanda actual.

Guinea también ha declarado que, pese a gestionarlo un tercero, «el Ayuntamiento debe de tener margen de maniobra». Por ello, ha instado a que el pliego de condiciones incluya la cesión gratuita al Consistorio de un mínimo de diez sesiones, la obligación de elaborar un informe semestral de formación, recaudación y programación, así como una memoria anual, y la creación de una comisión de seguimiento en la que participen también los grupos que utilizan el inmueble.

«Tiene que haber más comunicación entre El Hangar y el área de Juventud», ha añadido la edil vinculada a Podemos, que ha criticado que el Ayuntamiento «diera las llaves» al actual gestor y que «nunca más» supiera lo que pasaba dentro de la instalación. De hecho, Guinea ha solicitado un mayor control y ha manifestado que, bajo su punto de vista, la administración local tendría que reservarse la capacidad de penalizar al adjudicatario «si no ejecuta correctamente el contrato».