Salinero reclama a Licencias que recabe los informes del proyecto «fantasma» de la EDAR

Depuradora de Burgos/Ricardo Ordóñez/ICAL
Depuradora de Burgos / Ricardo Ordóñez/ICAL

El concejal no adscrito duda de que se haya cumplido con la normativa, pues «no han encontrado absolutamente nada» relativo a la autorizasción ambiental

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El expediente municipal de la obra de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) es un «expediente fantasma»; no consta en ningún área del Ayuntamiento de Burgos, ni se pueden encontrar informes preceptivos como la autorización medioambiental que debería haber emitido el Consistorio. O al menos así lo denuncia el concejal no adscrito Raúl Salinero, quien ha pedido a Licencias que recabe toda la información con respeto a este proyecto.

Salinero ha recordado que la ampliación de la EDAR concluyó en octubre de 2016, tras una inversión de 41 millones de euros, pero «el Ayuntamiento no ha seguido los pasos que debería» a la hora de desarrollar esta obra, cofinanciada por ACUAES. Así, el edil afirma que se está en una situación de «inseguridad» pues no existen informes en ninguna de las áreas municipales por las que debería haber pasado la actuación, aun cuando es una obra municipal y no privada.

Es más, Raúl Salinero recuerda que un informe de Secretaría General, emitido en 2011, ya apuntaba que la administración tenía que cumplir con la tramitación exigle a cualquier obra privada, a excepción de la concesión última de las licencias. Y en este caso no ha sido así y «eso nos preocupa». Tampoco «han encontrado absolutamente nada» de la autorización medioambiental, requisito que tenía que cumplir el Ayuntamiento, pues no valía solo con la emitida por la Junta.

Lo único que han encontrado es el informe de la segunda fase de mejora de los accesos, valorada en 800.000 euros, que «está debidamente informada», con impacto ambiental y todo. Salinero insiste en que «lo que más les importa» es contar con los informes ambientales, pues los vecinos de Villalonquéjar se están quejando de olores y otros impactos de la obra en su día a día.

Aguas de Burgos, también con licencia

Por otra parte, el concejal vinculado a Podemos insiste en que Aguas de Burgos no debe de actuar al margen de la legalidad y si otras administraciones, como la Junta o el Gobierno central, deben solicitar licencias para desarrollar proyectos en la ciudad, la sociedad municipal también lo debería de hacer en cada una de sus intervenciones.

Así se ha puesto de manifiesto recientemente, en las obras acometidas en la calle Soria. Se produjo un accidente laboral y, cuando llegó la Inspección de Trabajo, se solicitó a Aguas de Burgos la licencia de obras. No la tenía, así que la sociedad municipal ha sido sancionada, ha asegurado Salinero.

 

Fotos

Vídeos