Cs solicitará a Berzosa las conclusiones del PMUS antes de abordar el cambio del mapa de autobuses

Una usuaria del Samyt observa la pantalla de tiempos en la parada de los Soportales de Antón/CC
Una usuaria del Samyt observa la pantalla de tiempos en la parada de los Soportales de Antón / CC

Vicente Marañón explica que rechazarán el plan del PP y del PSOE y las propuestas de Imagina por ser planteadas por «aficionados»

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Ciudadanos se opondrá al nuevo plan de rutas de autobús urbano que han presentado conjuntamente el Partido Popular y el Partido Socialista y tampoco apoyará las modificaciones planteadas por Imagina. Salvo cambio de última hora, la formación naranja no analizará ninguna «ocurrencia» anunciada desde las bancadas políticas y pedirá oficialmente esta tarde en la reunión del Consejo de Administración del Servicio de Accesibilidad, Movilidad y Transporte (Samyt) a su presidente, Jorge Berzosa, las conclusiones del Plan de Movilidad Urbana (PMUS) para, posteriormente, defender parcial o totalmente, las medidas que se traten en el documento.

El concejal de Cs Vicente Marañón ha asegurado que los mapas presentados por PP, PSOE e Imagina han sido elaborados por «amateurs». Asimismo, ha manifestado que este trabajo debe ser llevado a cabo por los «profesionales y expertos en la materia» que están redactando el PMUS, pero ha lamentado que «estén siendo ignorados» por Berzosa y el concejal socialista Antonio Fernández Santos. «Es impropio que una ciudad como Burgos tenga en manos de dos aficionados algo tan sensible y transversal como el mapa de rutas. Es simplemente inaceptable», ha agregado.

El edil, que ha recalcado que «ni Berzosa ni Fernández Santos tienen ni la experiencia ni formación académica en este tema», ha criticado la gestión, bajo su punto de vista, personalista del responsable del Samyt y ha acusado, tanto al edil popular como al del PSOE, de ignorar a la gerente del servicio, Patricia Cecín. «El día que se vaya Berzosa, el Samyt quedará huérfano y paralizado. Su principal prioridad debería haber sido dotarlo de los instrumentos técnicos y humanos necesarios para que sea un servicio eficiente», ha reprochado.

Marañón ha recriminado al presidente del Samyt que «haya utilizado información del PMUS» a la que el resto de grupos políticos no ha tenido acceso para elaborar un plan «alternativo» de rutas. «Nos ha ocultado conclusiones que probablemente vayan a presentarse para trabajar de manera unilateral. En unas semanas podemos tener el trabajo de unos profesionales que hemos pagado todos los vecinos y las ocurrencias de dos concejales que no saben nada de esto», ha añadido.

Cambio necesario

No obstante, Cs apuesta por un cambio en los itinerarios del autobús urbano. O al menos, así se desprende, puesto que Marañón ha calificado el servicio de anacrónico y deficiente, pese a recordar que es uno de los más importantes que ofrece el Ayuntamiento por su carácter transversal y el coste que genera a las arcas municipales. «No solo está estancado, sino que está protagonizado un ligero declive que parece estructural», ha lamentado en base a los datos que aportado. En concreto, ha explicado que se han perdido 200.000 viajeros desde que comenzó este mandato.

Además, el munícipe ha reprobado «el bajo porcentaje de penetración en la ciudadanía» y ha lamentado que tenga únicamente una cobertura del 34%, puesto que tiene un coste anual de 16 millones de euros y solo recupera 5 millones de euros. De hecho, ha aseverado que este servicio cuesta cerca de 400 euros cada año a una familia de cuatro miembros más la suma total del precio de todos los billetes. «Es un servicio ruinoso y es una situación propia de economías en vías de desarrollo donde se subsidian el pan o la gasolina. Es importante que el coste real del bus aflore y que el precio refleje su valor», ha agregado.

 

Fotos

Vídeos