La tala del Parque de la Cruz Roja alcanzará a 45 ejemplares

Parque de la Cruz Roja/GIT
Parque de la Cruz Roja / GIT

Con dos informes que evidencian el mal estado de conservación de los ejemplares, los grupos municipales han optado por una solución intermedia

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Había tres opciones. La menos agresiva pasaba por talar únicamente los 30 ejemplares señalados por el estudio biomecánico y fitopatológico encargado a una empresa externa, y cuyas conclusiones dio a conocer la concejal Carolina Blasco la semana pasada. La intermedia sumaba los 15 chopos que, aún estando en una situación comprometida, podrían salvarse con cuidados especiales. Y la más drástica incluía la sustitución de un total de 61 ejemplares, la totalidad de los marcados por los técnicos del Ayuntamiento de Burgos.

La Comisión de Medio Ambiente, reunida esta mañana, ha analizado las tres posibilidades y, finalmente, el Ayuntamiento acometerá una intervención para talar 45 árboles. Serán los 24 chopos nigra itálica que requieren de una tala urgente, más 5 pinos piñoneros y un árbol del paraíso. También los 15 chopos nigra itálica que se encuentran en fase de podredumbre pues, al margen del coste que tendría un tratamiento específico, se corre el riesgo de caída si no se actúa con rapidez, según han expuesto los técnicos municipales.

Más información

La decisión de optar por una solución intermedia se ha tomado con los votos a favor del Partido Popular, Ciudadanos y los concejales no adscritos Fernando Gómez y Silvia Álvarez de Eulate. Mientras, Imagina ha apostado por la tala solo de los 30 árboles que requieren de intervención urgente, y el PSOE no ha tomado parte en la votación, pues considera prioritario que el Equipo de Gobierno aclare si se ha paralizado de manera efectiva el proyecto global del Parque de la Cruz Roja.

La concejal de Medio Ambiente, Carolina Blasco, ha recordado que con dos informes técnicos en la mano, en los que se demuestra que muchos ejemplares del parque están en mal estado, la decisión no puede ser otra que proceder a su tala y posterior reposición. Blasco se muestra «preocupada» pues «si se cae uno de esos árboles la responsabilidad recaerá directamente en su persona», de ahí la necesidad de actuar con celeridad en el parque.

Eso sí, primero habrá que buscar recursos económicos. La partida asociada al proyecto original ya no existe, pues no se ejecutó en 2017 y ha desaparecido. Ahora habrá que valorar de qué manera se acomete el proyecto. Si se realiza una contratación externa se requerirá de un modificado presupuestario para conseguir el dinero; si se encarga a Parques y Jardines, de un modificado del contrato actual. Blasco incluso ha llegado a plantearse incluirlo en el convenio con Tragsa, que precisamente es para intervenciones urgentes. Se tendrán que analizar las opciones y tomar decisiones.

Aclaraciones

Mientras, el PSOE ha pedido al PP que «hable claro» y diga si tiene intención de seguir adelante con el proyecto original, pues «el procedimiento de licitación aún no está paralizado». En opinión de David Jurado es «fundamental» aclarar este extremo antes de seguir tomando decisiones que «pueden quedar en nada» si el Equipo de Gobierno decidiese continuar con el proyecto, que incluye la tala de 61 ejemplares.

Jurado ha insistido en que, para cumplir con el acuerdo plenario, se debería modificar el proyecto original, pues los grupos de la oposición quieren que se sanee el parque, también que se arregle el pavimento, pero respetando el diseño original de Leandro Silva. Y la única forma de hacerlo, ha insistido el socialista, es elaborando un nuevo proyecto.

Carolina Blasco ha afirmado que ya se ha dado orden de desistimiento del proceso y, aunque se quisiese seguir adelante, es imposible. Sin haber adjudicado el proyecto en 2017, la partida consiganda se pierde, ha insistido la concejal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos