Tareas ingratas

Dos trabajadoras cubren una pintada en la zona de Huertas de la Concepción/IAC
Dos trabajadoras cubren una pintada en la zona de Huertas de la Concepción / IAC

Algunos de los trabajadores contratados a través del Plan de Empleo están cubriendo las pintadas en las fachadas de la ciudad

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Es un mal que no pasa de moda y que genera costes de cientos de miles de euros al Ayuntamiento cada año. Las pintadas en fachadas y mobiliario urbano deben de ser paulatinamente retiradas. Es por esto que varios trabajadores, que están participando en el Plan de Empleo que oferta la Junta de Castilla y León, se encuentran tapando esos mal entendidos como grafitis.

Esta mañana, la alcaldesa accidental, Carolina Blasco, ha querido reseñar la dedicación de estas personas que han sido contratadas durante seis meses para desarrollar esta y otras labores municipales. Según ha comentado Blasco, por el momento ya hantapado pintadas en los muros del puente Gasset, las casetas de Fuentes Blancas y las avenidas Cantabria y Arlanzón.

Por delante, aún cinco meses para que algunas zonas de la ciudad recuperen una imagen similar a la original, antes que un «artista frustrado» decidiera cambiarla.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos