Los teléfonos 112 y 092 convivirán juntos en Burgos por primera vez

Imagen de Conde, Ángel y Sedano /DANIEL SAMANIEGO
Imagen de Conde, Ángel y Sedano / DANIEL SAMANIEGO

Con la vuelta del 092, inactivo desde hace más de dos décadas, Burgos se convierte en la cuarta ciudad de Castilla y León que cuenta con los números 112 y 092, algo inédito hasta la fecha

DANIEL SAMANIEGO

Uno de los servicios que nunca tuvo que desaparecer en la ciudad de Burgos volverá a estar activo desde el próximo lunes 3 de junio. El teléfono del 092 volverá a estar operativo tras más de dos décadas sin funcionamiento. Exactamente desde el año 1996, cuando se decidió cambiar al 112, para centralizar los servicios. Desde entonces ha sido evidente la falta de un teléfono que permita avisar a la policía local de ciertas problemas que necesiten una mayor inmediatez, como coches en doble fila, demandas por ruidos, etc.

Han sido 23.600 las llamadas que el 112 ha atendido en la ciudad de Burgos en 2018. Por su parte, el 092 lleva varias semanas en pruebas y no se ha hecho efectivo con anterioridad «para no influir en las citas electorales», según Gema Conde, la concejala de Seguridad Ciudadana en funciones. Con su llegada se quiere recuperar un servicio «próximo y cercano al ciudadano» que pueda resolver cuestiones que no son emergencias pero que requieren de una gran inmediatez para su solución.

Para el jefe de la Policía Local, Fernando Sedano, este servicio ayudará a «ser más eficaces y rápidos a la hora de atender al ciudadano», de manera que no haya demoras a la hora de trasladarse hasta el lugar del conflicto. El siguiente paso es integrar este servicio en el sistema EuroCop, el sistema de gestión policial que «permitirá mejorar el trabajo policial con el cruce de datos».

Con la vuelta del 092 y el mantenimiento del 112, Burgos se convierte en la cuarta ciudad de la comunidad que tiene los dos números de asistencia al ciudadano. Aún así el mayor de la Policía Local, Félix Ángel, ha remarcado la «complementariedad» de ambos números, de manera que las llamadas que vayan a un teléfono que estén destinadas a otro se pasarán a su correspondiente y viceversa.

Problemas por falta de plazas

Para poder asistir a todo el mundo que llame a ambos teléfonos, la Policía Local busca cubrir las 30 plazas que por jubilación anticipada se han quedado libres en 2018, a los que se unirán las otras 30 plazas que se estiman quedaran libres en los próximos tres años. A la espera están más de 30 nuevos miembros que hasta 2019 no se incorporarán, previo paso por la academia. Aun así tras la última modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) , que rebajó los efectivos de 274 a 264, desde la Policía Local aseguran que «la ciudad es segura», pero destacan la importancia de tener una plantilla «completa».