Las torres de Quesos Angulo cumplen su último trámite, pese a la oposición de los vecinos

Parcela en la que se levatará la nueva promoción urbanística/BC
Parcela en la que se levatará la nueva promoción urbanística / BC

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado, de manera definitiva, la modificación puntual del PGOU que permitirá levantar dos torres de 13 y 16 alturas conectadas por un edificio de 7

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Sin sorpresas. Con los votos en contra de Imagina y los concejales no adscritos Raúl Salinero y Blanca Guinea, el Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado esta mañana, de manera definitiva, la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá desarrollar el proyecto de las torres de Quesos Angulo, pese a la oposición de vecinos de la zona.

El Consejo de la Gerencia de Fomento dio el visto bueno, a finales de septiembre, a esta modificación por la que se pasa de un desarrollo urbanístico en forma de manzana cerrada por otro más acorde a los nuevos tiempos. Así, se apuesta por una manzana abierta, con tres edificios: dos torres de 13 y 16 alturas, conectadas por una tercera de 7 alturas. Esto supone un cambio con respecto a lo recogido en el PGOU hasta la actual modificación, pues en el plan diseñado por Prointec la manzana estaba cerrada por edificios de menor altura, unos seis pisos.

Tanto Eva de Ara, portavoz de Imagina, como el concejal no adscrito Raúl Salinero han criticado lo que consideran un «cambio de las reglas del juego», de la ordenación prevista, por interés privado y no público. «Una modificación del PGOU debe justificarse con un interés público y esto es un interés privado», ha insistido Salinero, que además perjudica a otros vecinos del entorno, que de repente se encuentran con grandes torres. Se aprueba una modificación «sustancial», que condicionará el desarrollo futuro de Burgos con «auténticas torres descontextualizadas».

Por su parte, De Ara ha lamentado que no se haya tenido en cuenta la opinión de los vecinos para desarrollar un proyecto de viviendas que «rompe la estética de la zona», no aporta nada de valor arquitectónico y busca «hacer más atractiva la venta» de las viviendas; obedece al interés particular y o al general, ha reiterado la portavoz de Imagina.

Justificado

Sin embargo, el concejal socialista Antonio Fernández Santos ha defendido la decisión de aceptar la modificación puntual del PGOU, pues no trata de evolucionar en los modelos urbanísticos, y no solo mejorar el proyecto de viviendas. En la modificación se incluye la ampliación de la acera para adecuarla a parámetros de accesibilidad, después de que se viese afectada por la construcción de la rotonda frente al Polideportivo Esther San Miguel.

Fernández Santos ha recordado que la única condición del PSOE fue que el cambio no perjudicase a los vecinos, y los informes técnicos determinan que no hay perjuicio de soleamiento para las viviendas de Santa Genoveva Torres. En la misma línea ha ido la defensa de la concejal de Fomento, Ana Bernabé, quien afirma que «está justificado el interés público de esta modificación puntual». Toca subsanar errores de un ordenamiento obsoleto, para primar la sostenibilidad ambiental de los inmuebles.

 

Fotos

Vídeos