La transformación de la penetración de la BU-11 en avenida costará unos 10 millones y tardará cerca de 6 años

Imagen aérea de la autovía de ronda BU-11. /Gabriel de la Iglesia
Imagen aérea de la autovía de ronda BU-11. / Gabriel de la Iglesia

Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos, propone un concurso de ideas para el desarrollar el proyecto que conllevará un proceso que no durará menos de cinco o seis años

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Transformar en avenida la entrada en Burgos por la autovía de la Ronda BU-11 costará al menos diez millones de euros y tardará cerca de seis años, según ha señalado este miércoles el alcalde Daniel de la Rosa y ha recogido Europa Press, tras un encuentro en Alcaldía con el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, y el jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla y León Oriental, Alfredo González.

El alcalde ha explicado que, de comenzar en septiembre los trámites necesarios para que el proyecto sea una realidad en el futuro, la transformación de la autovía en avenida conllevará un proceso que no durará menos de cinco o seis años.

En este sentido, ha avanzado que la intención del Ayuntamiento es comenzar a trabajar en este asunto el próximo mes de septiembre, a nivel local y con representantes de la Demarcación de Carreteras, con el objetivo de que en 2020 pueda existir un convenio con el Ministerio de Fomento que ahonde en el proyecto.

Daniel de la Rosa ha insistido en que se trata de una iniciativa que no se podrá culminar esta legislatura y que debe integrar el actual viario en la trama urbana, para lo que ha abogado por la celebración de un concurso de ideas. «No hay que hacer cualquier cosa», ha remarcado.

De la Rosa ha recordado que esta transformación es un compromiso del PSOE, a la vez que ha insistido en que otras formaciones, como el PP, también abogan por la integración de esta penetración de unos cuatro kilómetros ubicada en la zona sur del término municipal.

El alcalde ha aprovechado la ocasión para señalar, por otro lado, que la reunión celebrada en Alcaldía ha permitido también avanzar en dar una solución a los problemas de inseguridad que genera la rotonda de la nacional N-120 a la altura de Castañares.

Al respecto, ha explicado que será a finales de año cuando se pueda presentar el proyecto de mejora de esta intersección, en la que se han registrado múltiples accidentes, a la vez que ha confiado en que las obras para arreglar los desperfectos y solucionar los problemas de evacuación de las aguas se puedan desarrollar a lo largo de 2020.

Temas

Burgos